Así como el año pasado en Abu Dhabi hubo tensión por la definición el campeonato, en esta ocasión se presentó algo similar con el subcampeonato en juego y donde al final de inclinó a favor de Charles Leclerc de Ferrari.

El Gran Premio de Abu Dhabi fue el escenario donde en 2021 Max Verstappen se convirtió en campeón del mundo en ese impactante rebase en las últimas vueltas sobre Lewis Hamilton. Ahora en este mismo lugar el monegasco cruzó segundo por detrás de Max Verstappen para convertirse en subcampeón. Sergio Pérez quedó tercero tanto de la carrera como de la tabla de pilotos.

Este podio quizá es el más amargo para Checo quien llegó con ese deseo de ser subcampeón, pero no pudo ser. Ese accionar de Verstappen en Brasil donde no dejó pasar al tapatío, al final, fue costoso.

La fórmula era muy sencilla, el que acabara en mejor posición se quedaba con el subcampeonato. Desde la vuelta 46 cuando Checo dejó atrás a Lewis Hamilton para ser tercero, el nerviosismo inundó los boxes de Red Bull y Ferrari.

Para el giro 41 Checo entró a pits para cambio de neumáticos, la idea era que Leclerc hiciera lo mismo, pero mientras fueron avanzando los minutos, en Ferrari optaron por no hacerlo y jugársela así.

Verstappen giraba como líder, haciendo todo lo posible por mantener a distancia a Leclerc para que Pérez, a su vez, echara todo para rebasar al monegasco. El problema aquí fue que Max presentaba problemas también con sus llantas.

Incluso por el radio le decían a Checo que no había más tiempo, que echara toda la carne al asador. Por más que lo intentó no pudo concretar el cometido.

La tabla de pilotos al final queda con Verstappen como líder absoluto con 454 puntos, Leclerc con 308 y Checo con 305.

Fuente: Record