Un partido que había dejado más bostezos que emociones terminó con un descuido defensivo del portero para inclinar la balanza. Países Bajos debutó con triunfo 2-0 ante Senegal que había tenido más el balón, había pegado más a gol, pero no pudo anotar y lo pagó muy caro.

Ambos equipos apostaron mucho por el orden táctico, apretando en media cancha para evitar dejar espacios, incluso Senegal apostó a la fuerza de sus jugadores para probar los reflejos del arquero Noppert, pero no parecía que hubiera gol en el Estadio Al Thumama.

Sin embargo, todo cambió a los 84 minutos cuando Frenkie de Jong tomó el balón afuera del área y mandó un centro de frente que fue rematado por Cody Gakpo para mandarlo al fondo de las redes. El arquero Mendy había decidido salir, pero calculó mal y el delantero le ganó el remate para subir el 1-0.

Los Leones de Teranga se volcaron al frente e intentaron varias formas para conseguir un gol, pero nada. Pape Gueye probó con un disparo muy colocado a la base del poste, pero el arquero neerlandés respondió con una gran atajada.

El segundo gol llegó en el tiempo agregado, a los 98 minutos, cuando Memphis Depay tuvo un disparo que Mendy rechazó y el balón le llegó a Klaassen que remató a gol para el 2-0 en un contragolpe mortal.

Así fue como Países Bajos, con todo y Vincent Janssen de titular, consiguieron tres puntos en su debut mundialista. Mientras que Senegal tendrá que recuperarse para enfrentar a Qatar, el anfitrión.

Fuente: medio tiempo