Destacando el profundo lazo que existe entre Chile y México, esta tarde el presidente de aquella nación, Gabriel Boric, efectuó una visita oficial al Senado de la República.

Durante su discurso, de inicio el mandatario sudamericano destacó a Gabriela Mistral, quien pese a sus orígenes humildes, esto lo uso para ver más allá y abrirse paso en una sociedad adversa y ganar en 1945 ganar el premio de literatura al impulsar la tarea de José Vasconselos.

Saludando al nieto de José Vasconselos, quien hoy es senador, Boric le agradeció a su prócer poner los ojos y su confianza en Gabriela Mistral para impulsar su esfuerzo por llevar la instrucción a todos los rincones del país.

Asimismo Boric reconoció los esfuerzos de México por coadyuvar a la paz en la región como lo hizo con El Salvador y ahora en los diálogos de paz entre venezolanos.

Al mismo tiempo, dejó en claro que tras la reunión de ayer con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador de que la Alianza del Pacífico sigue viva y saldrá avante pese a que se le impidió al presidente del Perú, Pedro Castillo, salir de su nación para viajar a México y recibir la presidencia del organismo.

“No nos vamos a salvar solos por separado, tenemos que afrontar juntos desafíos como el del narcotráfico o el conseguir vacunas juntos como la de COVID que costó tanto”.

También Boric llamó a los legisladores mexicanos a avanzar en la modificación del sistema actual de pensiones que, como en Chile ya mostró que no sirve, así como ir de la mano en los derechos a favor de la equidad entre mujeres y hombres.

Finamente exhorto a los senadores a tener a una “América unida y fuerte, no separada y débil”.

Previo a su discurso, senadores encabezados por Emilio Alvarez Icaza desplegaron una manta donde le solicitaron a Boric pronunciarse para que México y Chile rompan relaciones diplomáticas con el régimen de Nicaragua que encabeza Daniel Ortega, petición a al que accedió al indicar que en Nicaragua o donde sea, se debe condenar la violación a los derechos humanos, al tiempo de llamar brutal los 11 feminicidios que al día se cometen en nuestro país.

Fuente: Carlos Guzmán