El presidente Andrés Manuel López Obrador explotó contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por su resolución de invalidar la medida de prisión preventiva oficiosa en delitos fiscales. De una “vergüenza”, “lamentable” y “de pena ajena”, calificó el mandatario federal la decisión.

“Es muy lamentable, es una vergüenza, con todo respeto. Imagínense, los ministros protegiendo a defraudadores fiscales y a factureros, aunque digan lo que digan, es proteger a los de arriba, a los potentados, a la delincuencia de cuello blanco”, lanzó el presidente en su conferencia de prensa de este viernes.

La tarde de este jueves, la mayoría de la los ministros de la Suprema Corte votó por invalidar la figura de la prisión preventiva oficiosa para delitos fiscales como defraudación fiscal, facturación falsa y contrabando al considerar que no atentan contra la seguridad nacional ni constituyen delincuencia organizada.

El presidente de la República calificó como “un mal día” este jueves porque la mayoría de los ministros decidió invalidar una parte de la reforma de 2019 que él impulsó.

“Ayer sí Suprema Corte del Derecho, si acaso, no de la Justicia. No es posible eso”, comentó.

Durante su gobierno, el presidente ha sido un constante crítico de la Suprema Corte de Justicia, al considerar que más que defender los intereses de los mexicanos, protegen a potentados.

“¿Qué significa eso que hicieron? Que de una o de otra manera le dan impunidad a los que defraudan la Hacienda Pública y defraudar la Hacienda Pública es defraudar al pueblo porque si se facilita el fraude fiscal hay menos ingresos para la Hacienda Pública, menos presupuesto, menos recursos para la educación, para la salud, para el desarrollo del país en beneficio de una minoría, ¿eso es justicia?”, cuestionó.

Los únicos votos en contra de eliminar la prisión preventiva oficiosa a quienes cometan delitos fiscales fueron de las ministras Yasmín Esquivel Mossa y Loretta Ortiz Ahlf, hecho que también fue reconocido por el presidente.

“Dos mujeres, todos los demás como empleados de los machuchones, lamentable, de pena ajena”, dijo.

Con la resolución de la Corte, quienes sean acusados por delito fiscales, podrán ser sujetos a prisión preventiva, pero con carácter de justificada; es decir, cuando lo determine un juez.

Para el presidente, ello, es muestra de una “caricatura de Estado de Derecho”.

Fuente: expansión política