El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, señaló que la democracia “no es una obra de un solo hombre o una sola corriente de pensamiento”.

Durante un video en redes sociales, el funcionario electoral destacó la presencia del INE en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, con diversas actividades para debatir el estado de los proceso democráticos en el país.

“La cultura, como la democracia, es una construcción colectiva y, además, evolutiva, es decir, no es obra de un solo hombre, ni de una sola corriente de pensamiento”, señaló.

Abundó que “solo desde el autoritarismo se puede aspirar a la unanimidad del pensamiento único, a la subordinación dogmática a un poder o al predominio de un discurso que no admite interpelación o disidencia”.

En el país, dijo, “son fundamentales los valores de la pluralidad, el diálogo, la tolerancia, el derecho a disentir y la convivencia respetuosa entre mayorías y minorías”.

Respecto a la participación del organismo electoral en la FIL Guadalajara, manifestó que “en esta edición, el Instituto Nacional Electoral contó una vez más con un stand en el que nos visitaron cientos de personas que pudieron conocer y llevarse parte de la producción electoral del instituto, convivir con autoras y autores, dialogar con especialistas, consejeras, consejeros y funcionarios electorales, quienes participaron en mesas de análisis, presentaciones de libros y conferencias”.

Durante una de sus participaciones en la FIL, el consejero presidente manifestó que los organismos constitucionales autónomos son órganos de control del poder y producto de la evolución del principio de división de poderes.

Al participar en el panel del Seminario Internacional Estado de Derecho y combate a la corrupción en América Latina, explicó que en México todos los órganos constitucionales autónomos cumplen funciones que son eminentemente técnicas y que, por lo tanto, “deben estar sustraídas al ejercicio a partir de determinadas visiones o posturas políticas”.

Señaló que la división de poderes y los organismos constitucionales autónomos buscan fortalecer los controles y contrapesos del poder.

“Y es que los órganos autónomos son órganos de control, como también son los poderes en su recíproca interacción en una lógica de una democracia constitucional”, enfatizó Córdova.