El presidente saliente de Brasil, Jair Bolsonaro, partió este viernes del país rumbo a Estados Unidos, dos días antes del fin de su mandato y de la investidura de Lula da Silva, informaron los principales medios brasileños.

Tras despedirse de sus seguidores en una transmisión en vivo por sus redes sociales, aunque sin mencionar el viaje, Bolsonaro embarcó rumbo a Florida en un avión de la fuerza aérea alrededor de las 14:00 horas local, informaron O Globo, CNN Brasil, Estadao y el portal de noticias UOL.

“Estoy en vuelo, vuelvo pronto”, dijo el mandatario a CNN Brasil, según el propio canal.

El ultraderechista se ausentará así de la toma de posesión del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva el próximo domingo.

La Presidencia no respondió a las repetidas preguntas de la AFP sobre el viaje.

Un conjunto de automóviles utilizados por la presidencia salieron poco antes de las 14H00 de la residencia oficial de la Alvorada en Brasilia, constató un fotógrafo de la AFP, sin poder confirmar que el presidente viajara a bordo.

La secretaría general de la Presidencia autorizó el traslado al exterior de una comitiva de funcionarios para dar “seguridad y apoyo personal al futuro expresidente de la República, Jair Messias Bolsonaro” en un viaje internacional a “Miami, Estados Unidos, a realizarse del 1º al 30 de enero de 2023”, según consta en el diario oficial de este viernes.

Sería la primera vez desde 1985 que un presidente saliente decide no entregar la banda presidencial a su sucesor. Ese año, el último presidente de la dictadura militar, el general João Figueiredo, se rehusó a participar en la ceremonia de investidura de José Sarney, quien recibió la banda de parte de un funcionario del Planalto, según los reportes de la época del periódico O Globo.

Fuente: AFP