Tras la muerte de una menor en Escobedo por la mordedura de una garrapata, la Secretaría de Salud de Nuevo León dijo que a la fecha se han registrado 500 casos sospechosos de rickettsiosis y se han confirmado 54.

Alma Rosa Marroquín, titular de la dependencia destacó que la entidad cuenta con laboratorio especializado para examinar y dictaminar la bacteria que se desprende de la garrapata, además de que se ha brindado capacitación al personal de primer contacto.

«54 casos se han diagnosticado durante el 2022, 54 casos tenemos confirmados de rickettsiosis, y estamos en esta búsqueda activa con nuestro laboratorio estatal tratando de realizar las pruebas diagnósticas de forma oportuna”, resaltó.

Indicó que se busca la infección de forma oportuna para que la mortalidad sea baja.

«Si bien es cierto que hemos tenido un incremento en el número de pacientes sospechosos también decirles que derivado de que hemos realizado esta capacitación ya pensamos más en este diagnóstico. Tenemos también un laboratorio especializado que ahora realiza un diagnóstico específico de infección por la bacteria y entonces ya se puede validar esta defunción como originada por esta bacteria”, explicó.

Reconoció que; sin embargo, en ocasiones se han registrado diagnósticos tardíos.

«La mortalidad de esta infección, producida por la bacteria puede ser de hasta un 40 por ciento. Buscamos esta identificación oportuna para que la mortalidad sea más baja”, sostuvo.

Añadió que si la enfermedad se identifica de forma oportuna y se interviene médicamente se pueden evitar complicaciones severas.

Indicó que los síntomas son generales por lo que es fácil que se confunda con otros padecimientos.

Los síntomas son: fiebre alta, dolor de cabeza intenso, erupciones en la piel, malestar general, náuseas, vómito y falta de apetito.

Hace unos días, se dio a conocer la muerte de Ximena, una menor que habitaba en el municipio de Escobedo que murió a causa de la bacteria por la mordedura de una garrapata.

Fuente: excelsior