Tras más de 48 horas, Rubén Moya, gobernador de Sinaloa, indicó que atenderá a la población del sitio donde detuvieron al Chapito.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, el mandatario sinaloense indicó que recibió instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador de atender a los afectados de Jesús María por los hechos ocurridos el 5 de enero.

En acción conjunta elementos del Gobierno del Estado, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Salud y del DIF de Sonora harán las labores de asistencia social para la población de dicha comunidad.

Y es que a más de 48 horas de la detención de Ovidio Guzmán, se reportó el desabasto de alimentos, cortes en el servicio de luz eléctrica, saqueos y corte en el suministro de agua.

Algunas personas no han podido salir de sus casas ya que hay incertidumbre en el ambiente en Jesús María, Culiacán.

En su mensaje, Rocha Moya agregó que este 7 de enero habrá cuadrillas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para restablecer la luz en la comunidad.

Fuente: 24 horas