La disminución del tráfico de armas, el apuntalamiento de los organismos multilaterales y el crecimiento de la presencia de México en el extranjero son algunas de las prioridades de la política exterior del gobierno federal para 2023, anunció este lunes el canciller Marcelo Ebrard.

En el arranque de la 34 Reunión de Embajadores y Cónsules (REC), que se celebra en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Ebrard se dirigió a las y los integrantes de la diplomacia mexicana, a quienes subrayó que hay “muchas preocupaciones para este año entrante, vamos a tener un mundo cambiante, nuevas razones de estrés” y aseguró que es necesario “sacar del marasmo” a la Organización de Estados Americanos (OEA), que “es un desastre”.

En la ceremonia inaugural de la REC, que se retrasó más de una hora porque el canciller estaba en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Relaciones Exteriores pidió a las y los diplomáticos seguir trabajando para disminuir el ingreso ilícito de armamento a México, pues dijo que “si no reducimos el número de armas en México, va a ser imposible reducir la violencia.

Añadió que este tema “seguirá siendo una gran prioridad para México” y adelantó que la Cancillería continuará abordando el particular con el gobierno de Estados Unidos y que este asunto también será llevado por el gobierno mexicano a la conferencia intencional que está organizando el presidente de Colombia, Gustavo Petro, para rediseñar y replantear la política de drogas de la región.

El canciller señaló que otra prioridad para México es fortalecer el multilateralismo, pues dijo que “estamos entrando a un mundo muy tenso y difícil en el ámbito global”. Añadió que la OEA “es un desastre” y que se requiere sacarla del marasmo. “No estoy hablando de (Luis) Almagro (secretario general de la organización). Almagro es peor”, sostuvo Ebrard.

El funcionario destacó que la llegada al poder de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil y de Petro En Colombia, y dijo que ello es una gran oportunidad para la región y una “inmensa bocanada de aire fresco para América Latina” que permitirá reorganizar la arquitectura de cooperación regional.

Sobre la relación con la Unión Europea (UE), subrayó que está por concretarse el Acuerdo Global México-UE , pero señaló que “se requiere ir más allá” por los cambios mundiales derivados de la guerra en Ucrania.

Ebrard anunció que en 2023 México, “por primera vez en muchos años” abrirá nuevas embajadas en Eurasia y África, y agregó que el presidente López Obrador pidió que las nuevas representaciones diplomáticas sean ocupadas por miembros del Servicio Exterior Mexicano (SEM), órgano para el que el titular del Ejecutivo autorizó además un nuevo concurso de cien plazas.

El canciller destacó la labor del embajador de México en Perú, Pablo Monroy Conesa, declarado persona non grata y expulsado por Lima luego de la destitución del presidente Pedro Castilo. “Pablo, bienvenido, aquí es tu casa. Tú sí eres grato aquí”, dijo Ebrard y subrayó la labor de todos los embajadores, que , aseguró, están haciendo una “labor silenciosa” de promoción económica del país y para traer a innovaciones tecnológicas y científicas en distintos sectores, como el sanitario.

La agenda de actividades de la REC incluye un encuentro del presidente López Obrador con el cuerpo diplomático el jueves 12 en Palacio Nacional, así como una visita de las y los embajadores al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), donde el sábado se tomarán la foto oficial.

Fuente: La Jornada