El único detenido por el homicidio ocurrido en el restaurante La Polar fue liberado ayer; sin embargo, las autoridades ya obtuvieron órdenes de aprehensión en contra de otros dos empleados del negocio que estarían relacionados en el crimen.

Durante la continuación de audiencia, el impartidor de justicia determinó que el señalamiento de la denunciante no era suficiente para iniciarle proceso a Román «N», quien fue detenido el día del homicidio, el 8 de enero pasado.

Al término del acto judicial el hombre de 45 años recuperó su libertad y salió del Reclusorio Norte.

«Esperaremos a que se continúe la investigación, y se enterará de nueva cuenta una acción en contra de dicha persona», aseguró David Arellano, abogado de la familia de la víctima.

En entrevista con Excélsior, el litigante aseguró que el Ministerio Público le imputó a Román «N» una participación directa en el homicidio de Antonio de 59 años. Pero, aseguró que buscarán imputarle una acción indirecta.

«Pues tuvo una intervención, buscar una nueva clasificación típica por la cual solicitar la petición a la Fiscalía en su oportunidad para que siga investigando y en su momento se vuelva a someter ante juez de Control», dijo.

La semana pasada fueron difundidos los videos de las cámaras de seguridad del restaurante, en los que se observa a Román «N», presenciar como dos empleados sacan el cuerpo inerte de la víctima del estacionamiento.

La víctima es arrastrada por Sergio «N» alias «El Chiquilin», jefe de seguridad del restaurante y Carlos «N», guardia del Cuerpo de seguridad auxiliares del estado de México (Cusaem).

Segundos antes se ve a «El Chiquilin», azotar a Antonio contra el piso.

A través de redes sociales, también fueron difundidos los videos que fueron captados por Adriana «N», quien acompañaba a Antonio y lo cual señaló a Román de haber agredido a su amigo junto con otros empleados.

La mujer dijo que Antonio fue golpeado por un problema con la cuenta, pero las grabaciones de las cámaras de seguridad revelan que todo se originó de un pleito que inició ella en su mesa y que la víctima liquidó la cuenta.

Personas allegadas a la investigación, aseguraron que el Ministerio Público ya solicitó y obtuvo las órdenes de aprehensión en contra de dos de los empleados involucrados en el crimen.

Fuente: excelsior