Las cifras reveladas por el Gobierno federal indican que la incidencia delictiva en entidades gobernadas por el partido Morena han crecido de manera alarmante y tan sólo en 2022 se cometieron diariamente 23.8 asesinatos por cada 100 mil habitantes, aseguró la senadora Kenia López Rabadán.

La legisladora federal dijo que al dar a conocer el informe de incidencia delictiva del 2022 por parte de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, reveló que, de manera alarmante, de diciembre 2018 a diciembre 2022 se han contabilizado 140 mil 453 asesinatos, entre homicidios dolosos y feminicidios.

“Con el informe se puso de manifiesto que en 2022 se cometieron diariamente 23.8 asesinatos por cada 100 mil habitantes. Es el cuarto año consecutivo con más feminicidios y los estados más violentos y que además son gobernados por Morena son Colima, 107 asesinatos por cada 100 mil habitantes; Zacatecas, 79 asesinatos; Baja California, 72.9 asesinatos; Morelos, 56.3 asesinatos y Sonora, 55.4 asesinatos”, indicó.

La senadora panista señaló que es evidente que las entidades que son gobernadas por Morena han registrado un aumento en inseguridad y actos delictivos.

“En el caso de Tamaulipas, durante 2022 se cometieron 12.7 homicidios por cada 100 mil habitantes. Bajo el gobierno de García Cabeza de Vaca se logró estar por debajo de la media nacional y dejó de estar entre las 5 entidades más peligrosas de México”, recordó.

Afirmó que entre los estados menos violentos y que son gobernados por la oposición se encuentran: Yucatán con 1.7 asesinatos por cada 100 mil habitantes; Coahuila con 4.1 asesinatos; Aguascalientes con 5.4 asesinatos; Querétaro con 6.6 asesinatos y Durango con 6.8 asesinatos.

López Rabadán apuntó que, durante diciembre de 2022, en promedio se cometieron 127.2 delitos al día por cada 100 mil habitantes.

Las tres entidades federativas donde rebasaron el promedio nacional fueron Colima, Quintana Roo y Baja California, añadió. 

“Comparando diciembre de 2021 con diciembre de 2022, hubo un incremento del 6.8 por ciento en la extorsión; 7.2 por ciento en robo a transportista; 93.9 por ciento en trata de personas y del 12.9 por ciento en narcomenudeo, cifras que para nada pueden presumirse”, subrayó.

La legisladora sostuvo que es preocupante la situación en la Ciudad de México, ya que se cometieron en promedio 199.8 delitos por cada 100 mil habitantes y ocupa el séptimo lugar entre las entidades en donde se cometieron más actos ilícitos.

“Lejos de presumir a la Ciudad de México, tanto el presidente López Obrador como la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, deben ponerse a trabajar para brindar seguridad a los habitantes, tanto de la capital como en el resto del país”, aseveró.

Es lamentable que Morena siga en una ilegal campaña electoral mientras las cifras de inseguridad incrementan y la vida e integridad de los mexicanos sigue en riesgo, concluyó.