La activista Greta Thunberg fue liberada horas después de ser detenida por la policía de Alemania durante una protesta contra una mina de carbón.

Así lo dio a conocer la propia ecologista en su cuenta de Twitter (@GretaThunberg) en la que señaló que:

“Ayer formé parte de un grupo que protestó pacíficamente por la expansión de una mina de carbón en Alemania. La policía nos tiró al agua y luego nos detuvo, pero nos dejaron ir más tarde esa noche. La protección del clima no es un delito”.

En unas fotos difundidas por AFP se ve a la activista, vestida de negro, llevada por tres policías que la cargan por los brazos y las piernas, cerca del pueblo de Lützerath.

Las personas fueron detenidas después de que “se separaran de la manifestación” y corrieran hacia el borde de un pozo abierto, indicó la policía.

Los activistas fueron luego alejados de la “zona de peligro” en autobús y los agentes verificaron su identidad antes de dejarlos en libertad, precisó un portavoz de la institución.

Fueron retenidos durante “varias horas”, ya que había muchos manifestantes, explicó, sin dar una cifra exacta del número de participantes. En ningún momento los activistas estuvieron formalmente detenidos, aseguró.

Thunberg, de 20 años, está en Alemania desde el sábado, cuando participó en una manifestación que reunió a miles de personas en Lützerath.

La marcha se organizó en apoyo a los últimos activistas que ocupaban el pueblo para oponerse a la ampliación de una mina de carbón a cielo abierto.

“Es una vergüenza que el gobierno alemán llegue a acuerdos y compromisos con empresas como RWE”, el grupo energético alemán, declaró la joven desde una tribuna.

Fuente: AFP