La senadora Kenia López Rabadán aseguró que el plagio de tesis de la ministra Yasmín Esquivel es un asunto de Estado y le está costando cada vez más a las instituciones que la rodean; y ante los ataques que ha recibido por parte del presidente López Obrador, la UNAM debe hacer valer su autonomía y emitir las sanciones que correspondan de inmediato.

“El plagio se hizo público gracias a la investigación de Guillermo Sheridan desde el 21 de diciembre, esto es, hace un mes exactamente supimos de este robo intelectual. Este no es un asunto de política, es tal vez, como ningún otro en este sexenio, un tema grave de Estado”, explicó la senadora.

En el marco de su conferencia “La Contramañanera”, consideró que el plagio de la tesis de la ministra Esquivel Mossa le está costando cada día más a las instituciones que la rodean, ya que ha dañado al Poder Judicial, al Presidente de la República, al Congreso mexicano, pero sobre todo, ha dañado a la UNAM.

“La máxima casa de estudios del país siempre ha sido un referente de legalidad, de ética y de imparcialidad. Así ha sido en toda la historia de la universidad, de la que, por cierto, soy orgullosamente egresada y confío en que, a pesar del tiempo que se han tardado, la UNAM va a terminar tomando la decisión correcta”, subrayó.

López Rabadán dijo que la reputación de la máxima casa de estudios está en juego y en lugar de que la ministra Esquivel le garantice su honorabilidad a la UNAM, se rehúsa a renunciar a un cargo para el que no está legitimada.

“Los diputados de Morena deberían tener un mínimo de decencia que se necesita para acompañar el juicio político que ya ha sido presentado ante la Cámara de Diputados. Prometieron regenerar la vida pública y la han ensuciado más que nunca”, puntualizó.

En ese mismo sentido, dijo que es claro que Esquivel Mossa robó la obra de otro alumno y que hubo una asesora de tesis que lo permitió. Después de las palabras que el presidente López Obrador ha dicho hoy en contra de la UNAM, la universidad está obligada, con altura de miras, a hacer valer su autonomía y sancionar el plagio.

López Rabadán explicó que la Universidad despidió a la asesora de tesis, pero respecto al proceso de anulación de título y cédula de Yasmín Esquivel, aún no han sido claros.

“El rector sostuvo este viernes que no actuarían de forma irresponsable, y yo estoy absolutamente de acuerdo con él, tiene toda la razón en no aceptar presiones externas, es necesario que la ley se haga valer, sólo no olvidemos que quien está rompiendo la ley, con todas las implicaciones que evidentemente afectan incluso a la Corte, es la propia ministra”, aseguró la vicecoordinadora del PAN en el Senado.

Dijo que fue el mismo rector quien reconoció en su conferencia que la resolución de la UNAM está sujeta a interpretación.

“Después de un análisis legal, para mí es muy claro: la UNAM tiene que aplicar su Estatuto General y su guía sobre Plagio y Ética y enviar ante el Tribunal Universitario el caso para que se investigue y se sancione”, sentenció.

La senadora panista recordó que no es la primera vez que se investigan y castigan casos de plagio en México ya que, en 2006, la Secretaría de la Función Pública retiró un premio; en el 2013, la UNAM despidió a un catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras; en el 2015, el Sistema Nacional de Investigadores le retiró apoyos y estímulos a un investigador. En el mismo año, el Conacyt retiró un registro de investigador de más de 20 años de carrera.

Refirió que la iniciativa que presentó Morena en la Cámara de Diputados, para que no se pueda retirar el título cuando se acredite plagio después de 5 años, es el reconocimiento claro de que hoy, sí se puede retirar ese título.

“Es increíble que quieran ocupar sus votos en el Congreso mexicano para legalizar una mentira, un robo intelectual y una traición. No ocupan sus votos para mejorar la calidad de vida de los mexicanos, quieren ocupar sus votos para continuar teniendo poder y dinero”, puntualizó.