Al reiterar la relevancia que tiene para su administración saber quiénes fueron los autores intelectuales del atentado contra el periodista, Ciro Gómez Leyva y quién pagó para efectuarlo, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que ese hecho fue “gravísimo no sólo por lo que hubiera implicado la pérdida de la vida sino por lo que hubiera significado para nosotros porque era desestabilizar o socavar las instituciones.

Durante su conferencia de prensa, el mandatario dijo que se pudo aprehender a quien disparó y otros que participaron en el atentado, sin apelar a métodos de tortura como era antes, como sucedió en el caso de la investigación de la desparición de los jóvenes de Ayotzinapa, o como con Genraro Garcúa Luna. Señaló que preparan modificaciones a la legislación para que quien informe pueda resultar con beneficios en la reducción de sus penas.

Particularmente en casos de estado, como este, porque “si es algo importantísimo, pero se tiene al que disparó, pero y por qué lo hizo, cuanto le pagaron,quien lo ordenó, cual fue la motivación, porque esto es enrarecer la vida pública, todo esto tiene que irse mejorando”.

Fuente: La Jornada