fabrica-automotrizDebido a que la industria maquiladora de exportación es un factor de la producción fundamental para acelerar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, se debe dar continuidad a la definición de herramientas que incrementen su competitividad.

Así lo consideró el Instituto de Investigación Económica y Social Lucas Alamán, en su comunicado mensual en el que precisó que el actual régimen fiscal de la industria maquiladora apoya en la modernización de la plataforma productiva nacional.

Asimismo, ha colocado a la nación como un destino con condiciones muy favorables para la recepción de inversiones.

En este contexto, expuso que México entró al siglo XXI con la ineludible necesidad de realizar las reformas económicas de segunda generación; es decir, avanzar en el proceso de modernización iniciado en los años ochenta.

Ello plantea un verdadero desafío competitivo, ya que implica pasar de una economía de rentas, basada en el usufructo de diversos tipos de sobre beneficios, a una economía sustentada fundamentalmente en ganancias de productividad.

El instituto indicó que en este proceso, una de las prioridades reside en consolidar la sustentabilidad de los factores de la producción para acelerar la tasa de crecimiento del PIB.

“Y sin duda un gran actor es la industria maquiladora de exportación”, cuya consolidación pudiera inhibirse con algunas medidas planteas en la actual propuesta de reforma fiscal, subrayó.

Dijo que la economía global demanda tanto a los países como a los agentes económicos ser altamente competitivos.

Al respecto, mencionó que la reducción de los costos de manufactura, la modernización de la infraestructura productiva y logística; son factores fundamentales que contribuyen a la construcción de un mercado atractivo para la retención y recepción de inversiones.

Del mismo modo la constante capacitación de la mano de obra, la simplificación administrativa y regulatoria, la apertura comercial, la seguridad jurídica y la optimización de las cargas fiscales.

Insistió en que México es protagonista en la globalización por el régimen maquilador, no por el petróleo o las remesas.

Expuso que el sector ha sido piedra angular en la apertura comercial; “por ello es imperativo conocer la competitividad fiscal de la industria maquiladora y manufacturera de exportación”.