obama buenaEl presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llevó hoy la calle la discusión pública por el cierre de su gobierno y se distanció de los comentarios de funcionarios de su administración al respecto.

Al hablar con reporteros en un establecimiento de comida rápida cercano a la Casa Blanca, Obama volvió a llamar a los republicanos de la cámara baja para que permitan votar el presupuesto sin condiciones, reafirmando su confianza de que existe el apoyo suficiente para aprobarlo.

“Sabemos que existen los votos”, dijo Obama sin saco y “en mangas de camisa”, poco antes de ordenar comida en un restaurante que ofrece descuento a los trabajadores federales que han sido enviados a sus casas con motivo del cierre parcial del gobierno.

Acompañado del vicepresidente Joe Biden, Obama reafirmó su disposición para sentarse a negociar con el líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, “sobre una amplia gama de temas, pero no con una pistola sobre la cabeza de los estadunidenses”.

Por su parte, Boehner dejó en claro que su fracción está dispuesta a votar sobre el presupuesto y poner así fin al cierre del gobierno, sólo hasta que el mandatario y los demócratas accedan incluir en esta discusión el tema de la Ley de Salud Asequible, una condición que ha sido rechazada.

El republicano fustigó igualmente a Obama por los comentarios de un funcionario citado este viernes por la prensa local, quien hablando bajo reserva de anonimato dijo que la Casa Blanca estaba ganando la batalla política sobre el cierre.

Según el diario The Wall Street Journal, el funcionario dijo que “estamos ganando (…) realmente no nos importa cuánto dure el cierre, porque lo que importa es el resultado final”.

Cuando uno de los reporteros preguntó al gobernante estadunidense si su administración estaba ganando la partida política, Obama respondió que “nadie está ganando cuando las familias no tienen certeza sobre si van a recibir pago o no”.

Destacó el hecho de que miles de empleados de dependencias como los departamentos de Agricultura o Defensa continúan laborando a pesar de haber sido informados de que su paga no está garantizada debido a la falta de presupuesto.

“En tanto ellos continúen sin empleo, nadie está ganando y ese es el punto central”, dijo el mandatario.