interparlamentaria 2En un diálogo constructivo y positivo que destacó la importancia de alcanzar una mayor integración entre nuestros países para fortalecer la competitividad de América del Norte, se llevó a cabo la reunión interparlamentaria México-Estados Unidos.

L legisladores estadounidenses demostraron gran interés en conocer el proceso de las distintas reformas estructurales que se han presentado en el Senado de México y en el proceso legislativo que se está siguiendo.

En tanto que los senadores mexicanos compartieron su visión sobre las iniciativas de reformas energéticas y señalaron que a pesar de la sensibilidad del tema, se ha reconocido la necesidad de una reforma que beneficie al país.

Un grupo de 13 Senadores mexicanos representando a cinco partidos políticos de México, encabezados por la senadora Marcela Guerra, sostuvo reuniones con sus contrapartes del Senado de Estados Unidos.

El senador Tim Kaine (D-VA) copresidió la reunión con la senadora Guerra y congregó a 15 senadores de Estados Unidos, donde abordaron temas económicos y comerciales; migración; y seguridad. En la sesiones estuvieron acompañados del Embajador de México, Eduardo Medina Mora.

Un tema de interés mutuo fue el papel que puede jugar el Banco de Desarrollo de América del Norte (NADBANK), incluyendo evaluar una ampliación de su actual mandato.

El tema del Tratado de Libre Comercio, su evolución y el momento que éste vive actualmente, se vinculó con las actuales negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica Transpacífica (TPP), como vehículo para avanzar y además para alcanzar el objetivo de incrementar la competitividad.

Ambos grupos reconocieron la importancia de apoyar las iniciativas del diálogo económico de alto nivel, así como del Foro Bilateral sobre Educación, Ciencia y Tecnología e Innovación cuyo objetivo, entre otros, es aumentar el intercambio estudiantil entre México y Estados Unidos, además de implicar una convergencia entre los sectores público, privado y académico.

Coincidieron que la educación será el vehículo para elevar el entendimiento entre ambas sociedades.

Sobre el proceso de reforma migratoria que se discute en el Congreso de Estados Unidos, uno de sus promotores, el senador Charles Schumer (D-NY), se mostró optimista sobre el mismo y reconoció las contribuciones de los migrantes a los Estados Unidos. Agregó que seguirán abogando para que el proyecto de reforma incluya un camino para la obtención de la ciudadanía y destacó la importancia de seguir colaborando con comunidades hispanas para impulsar una reforma migratoria integral.

La delegación mexicana, a partir del análisis global del fenómeno migratorio, consideró que mientras no se resuelva el problema socio-económico, no se equilibrará la migración porque la de México y Estados Unidos son economías vinculadas.

De manera específica, se presentó el problema de los niños migrantes no acompañados y se acordó que se incluya como un tema de la reforma migratoria que se debate en Estados Unidos.

Ahí se estableció que la migración entre los dos países deberá ser legal, ordenada y segura.

Los senadores mexicanos expresaron su preocupación por la emisión de alertas de viaje para estadounidenses que visitan algunos destinos de México, ya que éstas no se fundamentan en estadísticas de incidentes que demuestren una verdadera situación de vulnerabilidad que las justifique.

En materia de seguridad, las dos delegaciones reconocieron la importancia de continuar avanzando en el combate frontal al crimen organizado en tanto que éste compromete la seguridad y el bienestar de nuestras comunidades.

La delegación mexicana abordó con todo detalle el cambio de estrategia del Gobierno Federal para combatir al crimen organizado, enfatizando que a través de elementos tales como la prevención, la planeación, la coordinación y una mejor comunicación, será posible enfrentar decididamente a las organizaciones criminales.

Se hizo mención también a las transformaciones estructurales que han conocido los órganos del Estado Mexicano encargados del combate a las organizaciones criminales, así como al papel que juega el Congreso mexicano en la ratificación de algunos importantes nombramientos de funcionarios dedicados a dicha tarea.

Mención especial mereció el esfuerzo de coordinación entre las diferentes agencias involucradas en el combate al crimen organizado, las cuales cuentan con nuevos protocolos, además de la transformación de los órganos de justicia y el fortalecimiento del marco legal.

En particular, se comentó sobre el nuevo código procedimental en materia penal, así como el código penal tipo para todo el país. Se abordaron también los avances en materia de mando único policial y el uso de nueva tecnología, privilegiando la inteligencia como elemento central para enfrentar a las organizaciones criminales.

También se habló de la importancia del tema de extradiciones como instrumento para continuar construyendo la confianza mutua.

Reconocieron la utilidad y conveniencia de mantener la cooperación bajo el esquema de la Iniciativa Mérida en virtud de que ésta refrenda el principio de corresponsabilidad con el cual se debe abordar una problemática que afecta a ambos países por igual.

Las dos delegaciones compartieron sus puntos de vista acerca del marco legal para enfrentar el tema del consumo de drogas y la importancia de ampliar los procesos de readaptación y rehabilitación en las sociedades.

Ante el interés de la delegación estadounidense puso énfasis en conocer la forma en la que se coordinaría la colaboración entre agencias estadounidenses y mexicanas, y se subrayó el papel de la Secretaría de Gobernación, quien organiza y garantiza la fluidez en el intercambio de información de inteligencia para enfrentar al crimen organizado.

La liberación del transporte, la eficiencia de los cruces fronterizos, el actual marco sobre reglas de origen y la importancia de seguir invirtiendo en la infraestructura fronteriza, también fueron temas que se tocaron en la interparlamentaria.

Finalmente, el Senador Harry Reid (D-NV) líder de la mayoría demócrata reconoció la importancia de este diálogo parlamentario y enfatizó que los presidentes de ambos países han coincidido en que estos temas deben seguir impulsándose.