jesus reynaMichoacán no cuenta con el recurso económico suficiente para solventar la parte proporcional que le corresponde aportar, para resolver la contingencia que sufrieron los municipios michoacanos, ante el paso de la tormenta tropical “Manuel”, aseguró el mandatario estatal, Jesús Reyna García.

Ante medios de comunicación, luego de la reunión con el Comité de Evaluación del Fondo para Desastres Naturales (Fonden), Reyna García aseveró que “la entidad se encuentra en emergencia, por lo que debemos conseguir el dinero a como dé lugar”.

Hasta el momento, la cifra preliminar de daños, indicó el gobernador del estado, asciende a 650 millones de pesos, de los cuales, el gobierno estatal, deberá aportar el 50 por ciento, es decir, 325 millones de pesos.

Por otra parte, informó que la demora de los dos subcomités que no cumplieron con los 10 días de plazo para entregar sus evaluaciones, se debe a problemas informáticos, por lo que se ha extendido el límite de tiempo hasta el próximo jueves, cuando se reunirán de nuevo con el Comité de Evaluación del Fonden, a fin de conocer la cifra oficial de daños en la entidad.

En total, señaló, se tiene un registro de 749 viviendas dañadas, de las cuales, 128 fueron pérdida total, por lo que será necesario un aproximado de 36 millones de pesos, para reconstrucción y reubicación de las más de 100 viviendas que se encontraban en zonas federales.

Asimismo, el mandatario estatal dijo, que en cuanto a salud y educación, se necesita un aproximado de 70 millones de pesos, de los cuales, cerca de 24.5 millones de pesos serán solventados por el Seguro de Contingencias con el que cuentan las instituciones de salud.

En la afectación de carreteras y caminos estatales y federales, puntualizó que se requieren cerca de 377 millones de pesos.

“En cuanto se tenga el resultado definitivo, se iniciará con el flujo de los recursos a los municipios integrados al Fonden”, añadió el gobernador estatal.

Por otra parte, insistió en que el presupuesto del año 2014, no será modificado, pese a la necesidad de los recursos para solventar la contingencia, ya que dicho presupuesto, es para ahorrar y “no tener que recurrir a ningún crédito”.

“El gobierno federal ha dispuesto a Banobras, el otorgar una línea de crédito a los estados, con intereses bajos, a fin de solventar la necesidad de recursos en reconstrucción de viviendas, escuelas, y programas de salud, entre otros”, argumentó.

Reconoció también, el trabajo realizado por los ayuntamientos michoacanos en zonas de desastre, y aseguró que no será necesario que desvíen recursos propios, para solventar la catástrofe.

“Mucho han hecho ya con mantener los albergues en sus municipios. Además la normativa dice que esto debe ser solventado por el gobierno estatal y federal, en partes iguales”, finalizó.

fuente: Mi Morelia