raul-cervantesEl presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Raúl Cervantes Andrade, llamó a las comisiones que tienen las iniciativas de reforma energética a tomar en cuenta las opiniones emitidos en los debates sobre esa materia.

Durante el “Debate público de la reforma energética”, el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) también pidió que dichos puntos de vista sean elementos que se incorporen en la racionalidad de la dictaminación, para llegar a una mejor estadía energética en el país.

Insistió que frente a dicha reforma se debe obligar al Senado que en su dictaminación, como se ha hecho en otras leyes, se razone cada uno de los puntos de vista que se dieron para la construcción de las figuras a nivel constitucional o de legalidad que la conforman.

El priista participó en la mesa “Propiedad de la nación sobre los hidrocarburos y rectoría del Estado sobre la industria energética mexicana”, en el marco de ese debate organizado por las fracciones de los partidos del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado de la República.

Cervantes Andrade indicó que no puede ni debe pronunciarse sobre el tema porque representa a todos los senadores del país, pero que deben darse debates tanto públicos como en las comisiones, para explicar de cara a la ciudadanía y a la nación las posturas sobre las tres iniciativas energéticas: dos constitucionales y una legal.

Uno de los elementos principales de ser legislador, añadió, es saber escuchar y por ello resaltó el trabajo que también se está dando en las Comisiones de Energía, de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos.

En ese sentido señaló que “se debe obligar al Senado que en su dictaminación, como lo hemos hecho en otras leyes, se razone cada uno de los puntos de vista que se dieron para la construcción de la reforma energética”.

“Estamos obligados como Senado a generar dictámenes mucho más profesionales, con razonamientos más técnicos y razonamientos políticos puntuales que direccionen el criterio tanto de la aplicación de la norma, como la interpretación jurisdiccional”, declaró.

En esta mesa participaron el senador Miguel Barbosa; el presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, así como Ifigenia Martínez, Marcelo Ebrard, Lorenzo Meyer, Porfirio Muñoz Ledo, Dolores Padierna y Alejandro Encinas.

Éste último subrayó que para la reforma energética se necesita un debate plural, de confrontación de ideas; “esperemos que en este debate impere la inteligencia, la tolerancia y la disposición para llegar y construir acuerdos en beneficio del país”, los cuales sean tomados en cuenta.

El debate tiene el propósito de romper el monólogo en que, al parecer de los legisladores de izquierda, se ha convertido el debate sobre la reforma energética en el Senado, así como hacer una reflexión profunda sobre la situación que guarda la industria energética en México, con la opinión de especialistas en varios ámbitos.

En su oportunidad el coordinador de la bancada perredista en la Cámara de Senadores, Miguel Barbosa Huerta, reiteró que la izquierda mexicana ha planteado de manera muy clara su propuesta sobre reforma energética.