sierra gordaLa Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera total temporal las obras y actividades de extracción de materiales pétreos (arena y piedra) que se hacían en el Río Santa María, dentro de la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda, Querétaro, decretada como Área Natural Protegida.

En un comunicado, la dependencia federal explicó que esta medida se adoptó luego de la visita de inspección en el lugar por personal de la delegación federal de la Profepa en esa entidad.

Refirió que en el sitio se detectó que las tareas de extracción se efectuaban sin la autorización en materia de impacto ambiental que expide la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En este marco, la delegación federal de la Profepa en la entidad revisó tres asociaciones que realizan el aprovechamiento de arena dentro del Río Santa María, las cuales presentaron las concesiones que les otorgó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Sin embargo, una de éstas no entregó durante la diligencia, su autorización en materia de impacto ambiental expedida por la Semarnat.

Así, al tratarse de un Área Natural Protegida, se procedió a efectuar la clausura total temporal de las actividades de extracción directa de arena del Río Santa María.

Además, por su ubicación geográfica (al norte del estado de Querétaro), la Reserva de la Biósfera Sierra Gorda se constituye como la Reserva más importante en cuanto a la variedad de tipos de vegetación, añadió la Profepa.