epn 24 10 13El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que se irá hasta las últimas consecuencias contra las 12 empresas constructoras que incumplieron con la reconstrucción de viviendas de esta zona afectadas por los sismos de 2011 y 2012.

Durante la entrega de apoyos y visita al comedor comunitario de esta región, el jefe del Ejecutivo detalló que a esas empresas se les había dado un anticipo para llevar a cabo su obligación, pero éstas no cumplieron, por lo que el gobierno federal interpuso un proceso legal para que se restituyan los recursos.

La semana próxima, añadió, se dará a conocer un informe definitivo sobre las acciones de apoyo a damnificados por el paso del ciclón Manuel y el programa de reconstrucción que se realizará en la entidad.

El mandatario anunció la reubicación de la comunidad El Capricho y criticó que no se hayan repartido los recursos para apoyar a los afectados por el sismo de 7.8 grados Richter ocurrido el año pasado.

Instruyó al titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, que inicie de inmediato la construcción de las viviendas que quedaron pendientes desde entonces.

“El Gobierno de la República ha estado muy pendiente y lo seguirá estando, y por eso estoy aquí, porque comprometí que personalmente estaría evaluado y dando seguimiento a todo el proceso de reconstrucción de Guerrero, que es la entidad más afectada con los efectos del huracán Manuel e Ingrid”, sostuvo el mandatario.

Reconoció que estaba a punto “de llover sobre mojado” porque existió el riesgo de que Raymond afectara la zona, y aunque se aleja de las costas del Pacífico, es preciso continuar alerta, pues la temporada de huracanes concluye hasta finales de noviembre.

“Por ahora estamos tranquilos porque Raymond no volverá a pegar aquí en esta región de nuestro país y eso nos permitirá avanzar más acelaradamente en la reconstrucción”, enfatizó Peña Nieto.

En tanto, la secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, informó al mandatario que se ha iniciado un procedimiento contra 12 empresas constructoras y funcionarios involucrados en el daño patrimonial de 50 millones de pesos.

Durante la entrega de apoyos y visita al comedor comunitario, la funcionaria federal denunció que esas empresas no cumplieron con la reparación de viviendas afectadas por los sismos de 2011 y 2012, a pesar de que se le otorgaron los recursos.

Explicó que se había acordado con la anterior administración federal junto a la estatal apoyar con la mitad de recursos cada una para dicha reparación de viviendas, pero sólo el gobierno de Guerrero cumplió con su parte.

Sin embargo, dijo que las 21 empresas que pactaron con esa tarea no cumplieron y se les dio un plazo para que llevaran a cabo la tarea, pero sólo nueve acataron la encomienda.

Ante media docena de secretarios de estado, la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedatu) advirtió que no serán tomadas en cuenta dichas empresas en el proceso de reconstrucción.

A su vez, el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramirez Marín, comentó en entrevista que fueron 290 las viviendas que no se construyeron por las empresas.

El comisario ejidal, Fidel Franco, dijo por separado que son 90 las casas que integran la comunidad El Capricho, mismas que serán reubicadas.