Al encabezar la ceremonia  del XLIII Aniversario del Día del Agente Viajero, así como el LXXIII Aniversario de la Fundación de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes, el titular de la Sectur dijo que en el turismo tenemos la geografía, estratégica al ser vecinos de Estados Unidos, nuestro principal mercado; y también somos un puente con Centroamérica y Sudamérica y entre los dos océanos.

Tenemos clima, una fortaleza enorme porque cuando hay frío extremo en Estados Unidos y Canadá vienen a México donde hay un clima extraordinario, eso es una ventaja comparativa fundamental, añadió.

Destacó que somos un país multicultural, porque un viaje a Chiapas te demuestra que poco se parece un chiapaneco a un sonorense, o a un bajacaliforniano, o a una persona del centro del país. Y eso lo hace interesante porque en un solo país conoces muchos méxicos. Somos un país con una amplia gastronomía, diversa y extraordinaria, y hoy el 30 por ciento de los viajes se explican por la gastronomía.

Y además, dijo, la calidad y la calidez de los mexicanos ha hecho que nuestro país se coloque entre los más visitados a nivel mundial. Por ello, no podemos cambiar esa vocación de México para el turismo.

De la Madrid reconoció que existen temas que es necesario seguir impulsando como el de la regulación, a través del sistema nacional de certificación, o la desregulación del transporte siendo sensibles a las preocupaciones de los grupos de los taxistas, o el de las agencias de viaje “pirata”, y el de la capacitación, que es fundamental para el país, sobre la cual existe ya una cruzada nacional que está dando sus primeros pasos, para que más mexicanos progresen y avancen.

Reiteró que hoy vivimos no una época de cambios, sino un cambio de época, porque las nuevas tecnologías nos están llevando a una nueva economía, de la economía de la manufactura a la economía del conocimiento, la economía del mundo digital, y ahí está el ejemplo de UBER que no es dueña de ningún coche, o Airbnb que no es dueña de ningún cuarto, o Facebook la plataforma de contenidos más grande del mundo, que no produce contenidos.

El secretario De la Madrid dijo que en la política también vivimos un cambio de época en el que prevalece el sentimiento anti-sistémico, que se expresa en contra del statu quo, y ese –dijo- es un movimiento que vemos en Europa, en Estados Unidos y también en México.

En su intervención, Jorge Hernández Delgado, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) dijo que el turismo es hoy y será siempre el camino natural, adecuado, lógico y razonable para el desarrollo justo y eficiente de nuestro país: la privilegiada posición de México, su riqueza natural, cultural e histórica del territorio, indican que no existe otro sector o actividad económica que pueda redituar mejores resultados que el turismo, recalcó.

Luego de reconocer el trabajo coordinado con el titular de la Sectur para consolidar a esta actividad como uno de los principales motores de la economía del país, propuso medidas para la desregulación del autotransporte turístico en todas ciudades turísticas del país, el mejoramiento de la atención a turistas en los aeropuertos y terminales de autobuses,  y la erradicación de las agencias de viajes informales, que operan al margen de la ley.

Por su parte, Roberto Zapata Llabrés, vicepresidente de la Comisión de Turismo de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) subrayó el legado que la secretaría de Turismo deja a través de sus políticas públicas para consolidar a esta actividad como un sector con una gran importancia tanto económica como social, “es un gran legado, no fácil, no simple y hoy estamos en boca de todos los sectores”.

Destacó que a pesar de los buenos números que se han logrado en el turismo a nivel nacional, es necesario empezar a crear nuevos productos turísticos, producto de experiencia, producto diversificado, que impacte en la derrama económica interna.

Zapata Llabrés dijo que es preciso impulsar los atractivos naturales, los sitios arqueológicos, “hay muchísimos productos, entre ellos Tulum, que puede ser un gran ejemplo de lo que es experiencia de cómo el turista internacional está dispuesto a realizar una gran derrama económica cuando el producto es competitivo, con grandes alternativas que permite la diseminación de la economía turística en el país”. Hizo un reconocimiento a la labor profesional y cercana al cliente que realizan los agentes de viajes en todo el país.