La pobreza, desigualdad e inseguridad son los tres problemas estructurales que más han lastimado a los mexicanos en los gobiernos de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y persisten en la actual administración que se niega a aceptar que la política pública en materia económica y seguridad no van por el camino correcto, consideró el grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados.

La bancada del Partido de la Revolución de Democrática (PRD) opinó que es “irresponsable la actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador, de no querer corregir sus estrategias e incurre en la misma práctica de negación y responsabilizar a otros de sus tropiezos”.

Indicó que estudios del Banco de México (Banxico) aseguran que la economía del país no alcanzará tasas de crecimiento superiores a 2.2 por ciento en los próximos 10 años.

Además, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos  afirmó que se solo se podría incrementar de 1.6 a 2.0 por ciento. No obstante, el jefe del Ejecutivo opina que la economía va “re que te bien y que le va a ganar a los pronósticos que auguran una baja en el crecimiento”.

El asunto, aseguró, es que a partir de los bajos indicadores económicos actuales, es muy probable que el presidente no podrá cumplir el objetivo que planteó en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), en el que sostiene que al terminar el sexenio en 2024, la tasa de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) alcance seis por ciento anual, para que al final promedie cuatro por ciento.

Otro dato preocupante, comentó dicho grupo, es que de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el empleo formal se desplomó 26.9 por ciento en el primer trimestre de 2019, respecto al mismo periodo en 2018.

Además, hizo notar que la misma actitud de negación se observa en Andrés Manuel en relación a la inseguridad, incluso respecto a los datos que arrojan las propias dependencias federales.

Según el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el primer trimestre de 2019 se registraron ocho mil 493 homicidios dolosos, la cifra más alta en la historia reciente.

El organismo, integrado por instancias federales tales como Gobernación, Defensa, Marina y la Procuraduría General de la República (PGR), estatales y municipales; sostiene que de enero a marzo de 2019, tuvieron lugar 743 más homicidios dolosos que en el primer trimestre de 2018.

En este sentido, el PRD llamó al presidente a que actúe con mayor sensatez y corrija lo que es necesario en materia de política económica y de seguridad.

Manifestó que es un error que no acepte sus equívocos y que descalifique a organizaciones de la sociedad civil, organismos nacionales e internacionales, instituciones autónomas e incluso a dependencias de su gabinete que advierten que es necesario hacer cambios a la política pública en estos dos rubros, para poder alcanzar los objetivos que su gobierno se ha planteado.

Es lamentable, dijo el grupo parlamentario, que se niegue aceptar que están aumentando la violencia, los homicidios dolosos, feminicidios e infanticidios y que en lugar de tomar las medidas pertinentes para reducirlos, minimice las cifras y descalifique a quien las emite.

Desafortunadamente, advirtió dicho partido, quien sufrirá las consecuencias de esta necedad serán las y los mexicanos.

Fuente: NTX