El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), rechazó la medida anunciada por Estados Unidos, la cual contempla mandar a mexicanos solicitantes de asilo estadounidense a Guatemala.

Pese a que desde la primera semana de diciembre de 2019 se hablaba de la posibilidad de que esta acción migratoria se pusiera en marcha, hasta ayer se confirmó y la SRE se pronunció mediante un comunicado.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores manifiesta su desacuerdo sobre la medida dada a conocer por el Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos respecto a solicitantes de asilo mexicanos que continuarían su proceso correspondiente en Guatemala”, indicó.

La cancillería acusó que “si bien se trata de una disposición propia de la jurisdicción estadounidense, se estima que esta medida podría afectar a alrededor de 900 solicitantes a partir del mes de febrero”.

La dependencia encargada de la política exterior mexicana indicó que el gobierno federal establecerá una ruta de atención entre autoridades estatales y locales para dar atención a los connacionales que resulten afectados por la medida.

“Asimismo, la Secretaría de Relaciones Exteriores dará puntual seguimiento al cumplimiento de los derechos humanos contemplados en los acuerdos internacionales firmados y ratificados tanto por México como por Estados Unidos”, indicó la cancillería.

Fuente: NTX