La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) exigió que se investigue y aclare el caso de León Bartlett, hijo de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por la venta de ventiladores para atender a enfermos de Covid-19, con sobreprecios, en lo que podría ser el primer caso de corrupción de esta administración.

Expuso que “el gobierno no puede hacerse de la vista gorda, ante este caso ni ninguno otro de corrupción. Este caso debe ser investigado de manera ejemplar”.

Explicó que León Manuel Bartlett, vendió al Gobierno Federal, insumos médicos, como son ventiladores para el tratamiento del coronavirus. Y el empresario tuvo la fortuna de ser proveedor del IMSS, entre otras Secretarías de Estado, sin que mediara un proceso de licitación de por medio, práctica que resultó en que él vendiera el ventilador a más de lo que cuesta en el mercado.

La cúpula empresarial que preside Gustavo de Hoyos Walther, dijo que “jamás se podrá justificar que el hijo de un funcionario público de primer nivel, venda equipo para salvar la vida a mexicanos a sobreprecio, cuando en realidad lo que debería de hacer es ofrecerlo a mejores precios y más si esto se lleva a cabo a través de un oscuro procedimiento de adjudicación directa”.

Por otro lado, dijo que se conoce que varias empresas han tratado de obtener el permiso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para traer ventiladores a México, pero ellas, a diferencia de la empresa de León Manuel Bartlett Álvarez, no han tenido éxito.

Sin embargo, reiteró que aceptar el sobreprecio, prácticamente es regalar el dinero de los mexicanos a León Bartlett, y con ello, “se abren severas sospechas de conflicto de interés y tráfico de influencias en distintas instancias del gobierno”.

Por ello, se hace impostergable retomar el combate a la corrupción y transformar la vida pública hacia una conducta íntegra” afirmó y propuso: protección, Impulso y Desarrollo del Sistema Nacional Anticorrupción, esto es cuidar la Autonomía e Independencia de los órganos que lo componen es la clave, así como proteger su presupuesto.

Además, dijo que se debe desarrollar un Sistema de Contrataciones Públicas de clase mundial “que evite duplicidades y confusiones a través de una Ley General”. Asimismo, establecer contactos con empresas responsables y para ello, se debe crear una red de empresas íntegras.

Finalmente propuso la consolidación del Sistema Nacional de Fiscalización, como herramienta básica del control y vigilancia del ejercicio de los recursos públicos pues hay que asegurar que cada peso público llegue a su destino y rinda, a través de un sistema de control y vigilancia eficaz, completo e integral. Crear una verdadera red de auditores encargados de la contención de la expansión de la corrupción.

Fuente: NTX