Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) reiteró que la administración del presidente López Obrador trabaja para evitar que aumenten las violencias contra las mujeres, niñas y niños, durante el periodo de sana distancia por la pandemia del COVID-19.

En una misiva enviada a la senadora panista Kenia López Rabadán, la funcionaria federal expuso que a través de una coordinación interinstitucional, el gobierno federal ha diseñado mecanismos para contener la violencia de género y lo considera una prioridad durante la emergencia sanitaria.

“Hemos reconocido los riesgos de incremento de la violencia contra las mujeres así como la urgencia de atender la violencia de género ante la emergencia sanitaria”, justificó Sánchez Cordero.

En ese sentido, la ministra en retiro detalló que se han difundido acciones para prevenir las violencias y brindar alternativas que fomenten una sana convivencia durante la cuarentena.

También se han lanzado campañas para prevenir el embarazo adolescente así como el pleno ejercicio de los derechos sexuales, y se han emprendido campañas informativas para reconocer el trabajo doméstico colaborativo.

Asimismo -enfatizó la secretaria- se han concentrado en una plataforma nacional de servicios a todas las instancias de atención contra las violencias de género. Resaltó el alto nivel de coordinación que existe entre los tres niveles de gobierno en la atención a las necesidades de la mujer.

“Le reitero mi compromiso de continuar impulsando la agenda derechos de las mujeres y la atención prioritaria para prevenir la violencia de género contra las mujeres en México”, contestó Sánchez Cordero.

Fuente: NTX

El 7 de mayo, López Rabadán, presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara alta, envío una carta a Sánchez Cordero para pedirle que informara al presidente López Obrador sobre las cifras del incremento de la violencia de género durante la contingencia sanitaria.