Lized Yuriria Juárez Hernández, Big Mama, Sofía o La Chofis, identificada como operadora de seguridad de Óscar Andrés Flores Ramírez, El Lunares, además de distribuidora de drogas de la Unión Tepito en la capital y Tlaxcala fue detenida por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México en la colonia Santa María la Ribera, en Cuauhtémoc.

La SSC informó que fue detenida en posesión de una mochila con varias dosis de cocaína, al ubicarla en la calle Doctor Enrique González,  y que se logró su ubicación como parte de las indagatorias que sigue en contra de los grupos delincuenciales, luego de huyó a Michoacán y Guanajuato para evadir a  las autoridades tras la captura de El Lunares.

De  acuerdo con información de la SSC, la mujer formaba parte importante en la organización del grupo delictivo la Unión Tepito, al ser integrante del equipo de seguridad y protección de El Lunares.

Las autoridades conocieron que Big Mama fungía como  enlace de comunicación entre los integrantes de La Unión de Tepito y los elementos Policiales, para coordinar la entrega de dinero como parte de los sobornos a cambio de protección e información de los operativos realizados por alguna Institución de seguridad.

Portaba armas de fuego y custodiaba el exterior de la vecindad ubicada en la calle Peralvillo 33, colonia Morelos, en Cuauhtémoc; además de que estaba a cargo de coordinar la venta y distribución de droga a diversos grupos de narcomenudistas en varios puntos de la Ciudad de México.

Los informes de la SSC refieren que también organizaba envíos de droga de la Unión Tepito al  estado de Tlaxcala con el apoyo de sus hijos, quienes cofeccionaban los paquetes, participaban en las entregas y los traslados de los narcóticos.

Las indagatorias refieren que la mujer y sus hijos  realizaban la recolección de las ganancias por la venta de la droga, en la Ciudad de México y los estados donde las distribuían.

De acuerdo con la base de datos de la SSC, la mujer cuenta con registros de detención en los años 2005 y 2013 por delitos contra la vida, contra la integridad corporal y lesiones graves; y por delitos resistencia de particulares, respectivamente.

En 2005 estuvo en el Centro Femenil de Santa Martha Acatitla, pero obtuvo su libertad en 2006; y en 2013 registró un reingreso, pero tras pagar una fianza quedó en libertad solo cuatro días después.

El Lunares, quien se encontraba en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, fue trasladado a un penal federal el pasado 8 de julio.

Fuente: La Jornada