Los Cabos, BCS. Al destacar que no tiene diferencias con el gobierno federal, el mandatario de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, dijo frente al presidente Andrés Manuel López Obrador que la estrategia de aplicar un alto número de pruebas a Covid-19 funciona porque permite una atención inmediata de los casos y de esa forma bajar la tasa de letalidad. 

Del primer asunto mencionó que ninguno de los tres niveles de la administración puede hablar de éxito “si no hubiésemos trabajado de manera conjunta…En Baja California Sur no hay diferencias y todos trabajamos en un objetivo común”, aseveró.

El gobernador, perteneciente al PAN, señaló que BCS tiene ese indicador más bajo, es decir,  donde menos personas fallecen de las que se contagian, como resultado de una política más agresiva de hacer pruebas porque “el que busca encuentra”. 

De esa manera se ubica a los enfermos y se les aisla para evitar más contagios y se les da un monitoreo médico particular. 

Baja California Sur, añadió durante su intervención en la conferencia de prensa matutina realizada este viernes en Los Cabos, tiene un alto nivel de contagios, pero por la razón de que “somos también el estado que más prueba ha estado realizando el día de hoy en relación con la población que tiene”.

Fuente: La jornada