Ante el exceso de gas que se compró para plantar termoeléctricas que ni se construyeron, el Presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó que el gobierno busca vender este gas a Asia.

“No se hacen las plantas pero se compra el gas, la pregunta es y qué hacemos con el gas, todo esto porque el negocio estaba en la construcción de los gasoductos y la compra del gas, un buen negocio para las empresas particulares y un mal negocio para la Hacienda pública, de esas cosas que se realizaron porque el gobierno era saqueado.

“Empiezan a construir los gasoductos. Se llega a un arreglo para una compra de tarifas más bajas de gas, de todas maneras tenemos que resolver qué hacer con el gas, incluso no descartamos que podamos licitar con empresas para que traten ese gas, lo congelen y lo puedan vender en Asia”.

Resaltó que se trata del gas más barato del mundo, y proviene de Texas, Estados Unidos.

Refirió que dichos contratos contemplaban alrededor de 20 termoeléctricas.

Entre esos gasoductos está el que está en Topolobambo, Sinaloa, pero los pueblos yaquis de Sonora no quieren que pase por ahí, dado que invade un cerro sagrado.

“La propuesta que se está haciendo es hacer un nuevo trazo, cosa que no se había intentado sino que se quería resolver el asunto con el uso de la fuerza, hay presos, y nosotros queremos mediante diálogo llegar a acuerdo.

“Nos va a costar más pero vamos a resolver el problema, nos costaría muchísimo más si ese gasoducto quedara inconcluso, que quedara hasta Guaymas, y no pasara hasta Topolobambo, donde podemos poner una planta para tratar el gas y vender el gas a Asia. Este gas que tenemos en exceso, fueron contratos que heredamos y estamos enderezando entuertos buscando que no le cueste a la nación porque cada día que pasa tenemos que pagar multas”.

Y es que los contratos, incluye que si se llega a parar la construcción del gasoducto es responsabilidad del Gobierno federal.

Agregó que ese excedente de gas sólo podría usarse dentro de 30 años, pues de momento sólo se podría usar en las plantas de la Península de Yucatán.

Además, ejemplificó que una de las empresas interesadas en hacer la venta de gas es Sempra Energy.

Fuente: 24 horas