Por Rubén Arizmendi

Al comparecer ante la Comisión de Gobernación del Senado de la República, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero advirtió que México “no pagará un solo centavo” en la construcción del muro fronterizo que se levanta desde Estados Unidos y, por otra parte, reveló que enfrenta una constante embestida en algunos medios de comunicación, la cual calificó como “meramente misógina”.

En el marco de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno del presidente Andrés López Obrador, la responsable de la política interna del país enfatizó que el flujo migratorio alcanzó un volumen no visto en muchos años, provocando una seria tensión entre los gobiernos de México y Estados Unidos.

Después de su primera intervención, senadoras del PAN y el PRI lamentaron que al Gobierno federal “no le duelan las ejecuciones, le causen burla”, indico la panista Nadia Navarro, quien puntualizó la gravedad de que el gobierno no tenga a la fecha la cifra exacta de defunciones por Covid, de ahí que le preguntó las acciones a seguir en este rubro y, sobre todo, que las cifras se den a conocer en tiempo real.

Claudia Anaya, del PRI, le reprochó que no haya revisión del actuar de los casinos al no pagar impuestos, entre otras muchas quejas que involucra corrupción; además de que como feminista, la secretaria no defiende como se debe los derechos de las mujeres y de las personas vulnerables. En respuesta, Sánchez Cordero le dijo: “Te compro todos tus cuestionamientos, dónde te firmo. Coincido contigo”.

Cristóbal Arias, de Morena, en lugar de cuestionar a la secretaria sobre los asuntos importantes, chacoteó al recordar sus años mozos cuando dialogaba con periodistas destacados.

En su intervención, el senador Emilio Álvarez Icaza le hizo diferentes planteamientos y le reprochó que nunca le respondió a una propuesta que le entregó desde hace tiempo sobre la mariguana. De abajo, sacó una planta de cannabis y se la regaló entre sonrisas.

En materia de salud, la secretaria explicó que serán el secretario de Salud y los funcionarios del sector, los que informen con detalle a esta Soberanía de lo realizado en estos meses de pandemia.

Sin embargo, consideró que no se puede decir que la emergencia haya sido superada, pero poco a poco, con prudencia, cuidado y protección “vamos avanzando hacia la nueva normalidad”; las actividades económicas se reinician y la convivencia social vuelve a ser posible.

Damián Zepeda, del PAN le insistió a la funcionaria en la necesidad de contar con un Ingreso Básico Universal (IBU) para millones de desempleados producto de la pandemia. La secretaria aseveró que esta con el Presidente por su filosofía y su objetivo de la justicia social y difirió del IBU al señalar que ellos (los del PAN) en la última constituyente votaron en contra. Desde su escaño, el senador negó con la cabeza ese comentario.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Olga Sánchez Cordero refrendó el compromiso de esta administración federal de respetar la libertad de expresión y el libre ejercicio del periodismo y a la crítica en todos los medios de comunicación social, en las manifestaciones y reuniones de pocos o miles de ciudadanos.

Dijo que la libertad de expresión es un camino de ida y vuelta, en su ejercicio se opina y analiza, desde el primer día, sobre la conferencia de prensa “mañanera”.

Sin embargo, al responder una pregunta de la priista Claudia Anaya, la secretaria acusó tener una constante embestida en algunos medios de comunicación, la cual calificó como “meramente misógina”, pero no importa, “nos levantamos más cuando recibimos más violencia”.

A los senadores les planteó la pregunta de si los servidores públicos, empezando por el Presidente de la República, “tenemos libertad de expresión y al hacer uso de ella el derecho a dar respuesta a las críticas, dentro de los límites constitucionales”.

Hoy tenemos una libertad “i-rres-tric-ta” de expresión como nunca antes, actualmente está garantizada. “En ese momento se puede decir lo que se quiera, de un lado y de otro”.

FEMINISTA

En otro tema, la senadora con licencia confesó ser feminista al destacar que, entre las tareas de la Secretaría de Gobernación en materia de derechos humanos, dos temas tienen singular relevancia. Uno es la defensa de los derechos de las mujeres. “Por convicción personal y compromiso indeclinable soy impulsora ferviente de esa causa. Me confieso aquí feminista de sepa comprometida”.

El segundo tema, dijo, es el apoyo al sistema de justicia en todo el país, sobre el que la dependencia a su cargo impulsa proyectos relevantes y programas específicos, así como para aplicar la Ley de Amnistía, aprobada por el Congreso de la Unión.

Sánchez Cordero hizo hincapié que el próximo sábado se cumplirá el sexto aniversario de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero. Por el trabajo de la Comisión Especial, agregó, se tiene información que arroja “luces sobre lo verdaderamente ocurrido esa trágica noche; seguiremos haciendo todo lo posible, dentro de la ley, para poner a los responsables intelectuales y materiales ante la justicia”.

DERECHOS HUMANOS

La protección y defensa de los derechos humanos es uno de los pilares de la Secretaría de Gobernación, el otro es la gobernabilidad democrática. “Sin vallas ni guardias, las puertas de Bucareli están abiertas a todos lo que de nosotros algo requieren”.

Este gobierno está comprometido a escuchar al pueblo, a pedir opinión de la gente, para así responder de manera permanente a la sociedad, dando especial atención a grupos históricamente discriminados y marginados.

Sobre la Conferencia Nacional de gobernadores (CONAGO”, la funcionaria expresó que sus integrantes “par-ti-ci-pan” a título individual. Es una agrupación “vo-lun-ta ria” de los gobernadores y sólo a ellos corresponde decidir lo que harán.