Al recibir y agradecer la presea Vasco de Quiroga a nombre del persona médico del sector público por la atención a la pandemia de SARS CoV2, el Director General del IMSS, Zoé Robledo Aburto señaló que “es bien merecido el importante reconocimiento en virtud de que todos los trabajadores de las dependencias han arriesgado su propia vida y están enfrentando el mayor riesgo en la historia del país”.

En un mensaje en video, que fue transmitido durante la sesión solemne del Cabildo de Pátzcuaro, coincidió con el presidente municipal de la localidad Víctor Báez Ceja quien señaló que en México de ahora en adelante habrá una nueva normalidad más humanista como deseaba “Tata Vasco”.

El evento tuvo la presencia de la titular de la Secretaría de Salud de Michoacán, Diana Carpio Ríos; y representantes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Secretaría de Marina (SEMAR), y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), a quienes se les entregó la edición XXXVIII de la Presea Vasco de Quiroga, en el marco de los festejos por el 486 Aniversario de que Pátzcuaro recibiera el “Título de Ciudad de Michoacán”.

Al respecto el titular del IMSS indicó que los profesionales en la salud han realizado un frente a la contingencia sanitaria derivada de la pandemia por Covid-19, y es un altísimo reconocimiento el hecho de que una presea que se ha entregado durante 38 años a diferentes grandes personalidades y ahora se entregue al personal médico de nuestro país.

“Ellos han enfrentado el reto profesional más grande de su historia. El personal médico y de enfermería, los camilleros, los trabajadores sociales, los inhaloterapeutas, el personal de limpieza e higiene, los químicos, los laboratoristas, los asistentes médicos, los operadores de ambulancia, los radiólogos, el personal de seguridad, todos y todas han tenido que salir a cubrir largas jornadas de trabajo con el riesgo permanente que implica su profesión y eso lo han hecho con un solo objetivo salvar vidas como verdaderos héroes”, destacó Zoé Robledo Aburto.

Por su parte, el alcalde Víctor Báez Ceja agregó que el actuar diario del personal médico durante la contingencia sanitaria provocada por el COVID-19 representa los más altos ideales del humanismo de Vasco de Quiroga.

El primer munícipe aseguró que la Presea Vasco de Quiroga se otorga al personal médico y de enfermería, así como a todos los trabajadores del área de la salud, que ha colaborado directamente en la atención clínica de los pacientes con COVID dentro de los hospitales. Su actuar diario -subrayó- representa los más altos ideales del humanismo de Vasco de Quiroga.

“A costa de su propia salud y arriesgando su vida, han dado muestra a la sociedad de su solidaridad y disposición en la atención profesional hacia la enfermedad, son ciudadanos ejemplares que hoy el pueblo de Pátzcuaro se lo reconoce”, apuntó.

“Víctor Báez Ceja indicó que hoy el pueblo de Pátzcuaro reconoce el humanismo, compromiso y amor al prójimo del personal médico y de enfermería de las instituciones de salud que ha colaborado directamente en la atención clínica de los pacientes con COVID, su trabajo ha sido ejemplar, mi familia y yo somos fieles testigo de ello”, concluyó.

La presea Vasco de Quiroga data desde 1982, y es entregada a personas o instituciones que se han distinguido por sus acciones humanitarias, profesionales o cívicas, y que han puesto en alto el nombre de México, Michoacán o Pátzcuaro.

Recipiendarios de la Presea Vasco de Quiroga en Pátzcuaro en entregas anteriores, han recaído en el dramaturgo Luis de Tavira; el actor Damián Alcázar, a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH); al ex candidato presidencial y ex gobernador de Michoacán, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; así como al investigador y ambientalista Víctor Manuel Toledo, ex secretario del Medio Ambiente.