El Estadio Azteca y el Olímpico Universitario permanecerán cerrados para los aficionados, ya que “aún no es tiempo de hacerlo”, mencionó Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

“Por ahora se mantienen cerrados. Estamos en comunicación con la Secretaria de Salud como con la Federación Mexicana de Futbol. Nos buscaron para ver si se llegaran a abrir los estadios con sana distancia, pero aún no es tiempo para hacerlo en la ciudad”, destacó Sheinbaum.

El día de ayer se dio a conocer que el posible regreso de los aficionados a los estadios sería a partir de un 50% de su capacidad, siguiendo los protocolos sanitarios y que la decisión dependerá de las autoridades locales y de la Secretaría de Salud.

La jefa de Gobierno agregó que la apertura de los estadios dependerá del comportamiento que tenga la pandemia del Covid-19 en la capital.

“Vamos a ver el impacto y de allí determinaremos otras aperturas”, concluyó.

Fuente: 24 horas