Ante el posible ingreso a México de caravanas de inmigrantes centroamericanos el gobierno buscará proveer a los ciudadanos extranjeros de las condiciones sanitarias que faciliten su migración en el contexto de la pandemia de Covid-19, explicó este viernes el subsecretario subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

En una conferencia de prensa, pidió que no se haga un símil entre migración y riesgo sanitario para la población residente de una región de México. “Dos mil 900 personas de la nacionalidad que sean es improbable que contribuyan significativamente a un problema de salud pública para México y las personas mexicanas”.

En cuanto a la actualización de las cifras generales de la epidemia en México, José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud (Ssa), señaló que hoy se registraron 753 mil 90 casos confirmados -4 mil 775 más con respecto al jueves-, así como 78 mil 492 fallecimientos, un alza de 414en comparación con el día anterior.

En la conferencia de prensa también participó María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, quien señaló que la herencia neoliberal es una precariedad alimentaria, mala salud y deterioro ambiental. Señaló que México ya no es autosuficiente en la producción de maíz. Señaló que esto ha derivado en la importación de alimentos y en una forma de desarrollo agroindustrial que usa agrotóxicos, procesos que han tenido graves efectos en la salud de la población y en la alta prevalencia de enfermedades como la diabetes, lo que, aseguró, “se está viendo reflejado de una manera muy violenta en esta pandemia”.

Señaló que mientras en otros países los patrones de mortalidad por Covid-19 reflejan que en México las personas menores de 40 años tienen mucho más probabilidades de fallecer que en otros países, lo que, dijo, es atribuible a la prevalencia de padecimientos como la diabetes.

Por ello, dijo, es necesario recuperar la soberanía agroalimentaria del país.

El subsecretario subsecretario López-Gatell señaló al respecto que México se requiere un replanteamiento cultural para que la cultura alimentaria esté alineada con una alimentación saludable, y no con una mala alimentación basada en productos industrializados de alto contenido calórico que es la causa de la alta mortalidad en el país.

Fuente: la jornada