El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez, que le presente un plan de rescate para este instituto de salud.

Al entregar una clínica en Piedras Negras, Coahuila, el mandatario dijo que respaldará la propuesta y se aportarán todos los recursos que se necesiten para mejorar los servicios para los trabajadores del estado.

“Les pido, los instruyo que se pongan de acuerdo para rescatar al ISSSTE, esa es la misión, yo voy a apoyar, voy a respaldar, no van a faltar los recursos, todo lo que se necesita para rehabilitar las clínicas, que tengan medicamentos, que haya equipos y mejore sustancialmente esta institución”, dijo.

El Presidente dijo que al llegar al gobierno encontraron “un tiradero” de obras inconclusas y actualmente se están enfrentando bloqueos y chantajes de las empresas farmacéuticas a las que se quitó el control del abasto a los servicios de salud del gobierno.

En este sentido, recordó que hubo un robo de medicamentos oncológico infantiles que después aparecieron en la calle.

“Se robaron todos esos medicamentos y se están encontrando tirado en la basura, lo que buscaban era poner en evidencia al gobierno, pero como es de dominio público, nosotros somos muy perseverantes no nos rendimos, hemos decidido acabar con la corrupción, desterrar la corrupción del país”, puntualizó.

Reconoció que a su administración le ha costado resolver el problema de las medicinas porque era negocio de unos cuantos con valor de hasta 100 mil millones de pesos “unas cuantas empresas laboratorios sobre todo, distribuidores con influencias políticas eran los que vendían estos medicamentos”.

El Presidente aseguró que es necesario mejorar al ISSSTE porque de todos los servicios de salud que existen en el país este es hasta ahora el más abandonado.

Y además aceptó que las mejoras previstas para el principio de su gobierno se retrasaron debido a la pandemia.

“No hemos avanzado lo que quisiéramos sobre todo porque se nos presentó la pandemia y tuvimos que llevar a cabo un programa emergente para atender a los afectados por el covid-19. Se tuvieron que reconvertir hospitales”.

Fuente: Milenio