Dos inmuebles propiedad del ex director del Instituto de Vivienda, Raymundo Collins, ubicados en la alcaldía Álvaro Obregón, fueron cateados como parte de la investigación que la Fiscalía General de Justicia (FGJ) local sigue en su contra por la probable comisión del delito de enriquecimiento ilícito.

La FGJ declaró que se confiscó documentación diversa, incluso de una institución de la administración pública capitalina, que serán integrados como indicios de la carpeta de investigación y quedarán bajo el resguardo del Ministerio Público.

Cajas de plástico con documentos, al menos tres monitores cubiertos con bolsas de plástico y demás oficios y papelería, parte de ésta en bolsas de plástico de El Palacio de Hierro, fueron asegurados por la Policía de Investigación.

De acuerdo con fuentes consultadas, se aseguraron también joyas, plumas y cuadros de presunto valor artístico, así como dispositivos de almacenamiento de datos USB, los cuales serán analizados por peritos y también se integrará al expediente de posible consignación e imputación de responsabilidades penales, que se suma a la de uso indebido de atribuciones y facultades.

El cateo que realizaron más de medio centenar de agentes de la Fiscalía de Investigación para los Delitos Cometidos por Servidores Públicos en calle Iztaccíhuatl 95, colonia Florida, en Álvaro Obregón, se prolongó más de cinco horas, mientras la intervención al segundo inmueble se confirmó que ocurrió en la misma demarcación. Las fuentes consultadas rechazaron precisar la dirección.

Elementos del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI), quienes portaron armas largas, desplegaron un operativo de seguridad de gran dimensión, no solo en el domicilio particular, sino en la calle Iztaccíhuatl donde atravesaron dos vehículos a manera de retén, además de colocar cintas amarillas para acordonar la zona e impedir el tránsito vehicular por los extremos de las calles Camelia y Margaritas.

Lo decomisado se trasladó en una camioneta Chevrolet Suburban, blanca, placas N40-BFR y se colocaron tres sellos en los accesos del domicilio de Collins, con lo que el inmueble quedó asegurado como parte de la carpeta de investigación CI-FIDCSP/B/UI-B-3 C/D/01756/10-2020 por el presunto delito de enriquecimiento ilícito. Dos policías capitalinos y una patrulla del sector San Ángel resguardan el inmueble.

El funcionario en la administración de Miguel Ángel Mancera, quien es buscado en Estados Unidos, presuntamente incurrió en un manejo faccioso que configura el delito de enriquecimiento ilícito, pues en sus declaraciones patrimoniales no se asentó la compra de propiedades inmobiliarias, sino únicamente casos de menaje.

Tampoco la compra de vehículos de lujo, como los 41 incautados el fin de semana pasado en una propiedad de Morelos, los cuales no han sido reclamados, pese a que una persona declaró ante los medios de comunicación que eran suyos, indicaron las fuentes.

Con estos dos cateos, suman tres los realizados en propiedades del también ex secretario de Seguridad Pública en la administración de Miguel Ángel Mancera, y se busca cumplir la orden de aprehensión en su contra por uso indebido de atribuciones, derivado de la compra de predios, asignación de obras de construcción y su relación con el llamado cártel inmobiliario.

Fuente: La jornada