Al afirmar que la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, va en tiempo y sin retraso, y concluirá en junio de 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó hoy que un grupo de empresarios mexicanos está por concretar un acuerdo con Pemex para conformar un proyecto con el que busca extraer petróleo super ligero con inversión privada, pero en la que la empresa del Estado tendría la mayoría de acciones.

Durante su conferencia de prensa diaria en Palacio Nacional, el mandatario recordó que su propuesta originalmente era hacer cinco refinerías, pero “como nos dejaron una situación muy difícil optamos por una y rehabilitar las seis que funcionaban en muy mal estado, se están modernizando porque las encontramos al 30 por ciento de su capacidad y ya las tenemos a cerca del 60 por ciento, y vamos a estar produciendo en esas seis refinería un millón 500 mil barriles para 2020”.

Explicó que la refinería de Dos Bocas generará 340 mil barriles, lo que sumará un total de un millón 840 mil barriles, casi lo que consume el país. En este momento hay un consumo, dijo, que representa un millón 700 mil barriles porque se cayó la demanda por la pandemia, pero aumentará conforme se vaya superando.

A la par, detalló que hay un proyecto de una inversión de particulares quienes “están logrando un acuerdo con productores de petróleo de Estados Unidos que está extrayendo un crudo super ligero; nosotros vamos a tener también en los nuevos campos ese petróleo, porque el que se consume más es el pesado, el petróleo Maya”.

Explicó que el crudo super ligero conocido como Olmeca se obtiene de aguas someras, y requiere de un menor proceso de refinación. En contraste, el petróleo pesado contiene altos niveles de azufre que se debe separar.

Con el crudo super ligero se podrán establecer plantas modulares “que se pueden montar relativamente rápido”.

“Esta empresa de mexicanos ofrece llevar petróleo ligero al Istmo y ahí poner estas plantas, y hacer una sociedad con Pemex. Estamos nosotros de acuerdo siempre y cuando Pemex tenga mayor número de acciones, que sea empresa mayoritaria”.

Subrayó que a dichos inversionistas quienes “pondrína en el capital porque no tendríamos nosotros más presupuesto público, (por lo que) sería inversión privada, les interesa porque tendrían asegurada la venta: todo lo que se pueda producir lo compra Pemex porque es la empresa que más distribuye combustible”, mientras que el volumen de las empresas privadas que distribuyen gasolina en el país es marginal.

Tras reiterar que el propósito de su administración es que para 2023 se deje de comprar gasolina en el extranjero y se produzca en México, indicó que con ello, se busca “que podamos reafirmar nuestra independencia, porque imagínense si dependemos del extranjero en la compra de gasolina y de repente deciden no vendernos, ¿cuánto tiempo duramos sin gasolina?”, por lo que es una cuestión de soberanía e independencia, no sólo un tema económico.

En su conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente López Obrador expresó de nueva cuenta su solidaridad con la población de Tabasco damnificada por las recientes inundaciones, y subrayó que la entrega de apoyos va avanzando.

“Ánimo, vamos a salir adelante, enfrentamos una situación muy difícil, llovió sobre mojado en Tabasco y así en otras partes, pegó muy fuerte la pandemia y luego viene la inundación. Llovió como nunca, no se tiene registro de que haya llovido así”, agregó.

Recordó que al momento de registrarse las inundaciones -lo que obligó al desfogue de hasta 2 mil 200 metros cúbicos de presas para evitar mayores catástrofes- convocó a la población a resguardarse para cuidar la vida sobre lo material.

Está por concluir la entrega de apoyos de 10 mil pesos para las 205 mil familias afectadas, y desde el martes inició la entrega de enseres domésticos a cargo del Ejército, agregó.

Se trata de 200 mil paquetes de enseres, con una estufa, refrigerador, electrodomésticos y sartenes, entre otros, pero insistió que “son tantas las estufas que no hay producción suficiente en el país”. Apuntó que se compraran todos los productos a empresas nacionales porque los fabricantes han hecho descuentos.

De paso, recordó que el Tren Maya estará conformado por tres tipos de trenes: uno turístico, otro de transporte y uno más de carga, el cual también ayudará al desarrollo de la región. En el tramo Mérida-Cancún-Tulum, su operación será mediante electricidad, y en el resto será de manera híbrida.

A la vez, y tras recibir una muñeca tradicional indígena de Querétaro durante su conferencia de prensa, el mandatario instruyó a la Secretaría del Bienestar atender el caso de una comunidad en dicha entidad, donde la población ha denunciado que no ha accedido a programas estatales o federales.

Fuente: La jornada