La impartición de la justicia como todos los derechos debe garantizarse en igualdad, debe ser universal y progresiva, y sin responder a prejuicios y sin distinciones, aseguró la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Al dirigir un mensaje en el primer informe de labores del presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, Ricardo Sodi, Cuellar, la funcionaria del gobierno federal señaló también que garantizar el acceso a la justicia ha sido históricamente una tarea muy compleja y complicada, situación que se ha vuelto más complicada con la situación impuesta por emergencia sanitaria de la pandemia.

“No obstante y a pesar de las adversidades, reconozco la ardua labor de quienes componen este tribunal para no ceder y para cumplir a cabalidad con sus responsabilidades entre las que se encuentra reducir la brecha de impunidad en el estado de México y acercar a los mexiquenses a la justicia”, dijo la secretaria Sánchez Cordero.

Durante su mensaje virtual, dijo que ser miembro del Poder Judicial es una investidura que otorga la responsabilidad de garantizar el acceso a la justicia, y da la oportunidad de transformar la vida de la ciudadanía y de cambiar el rumbo de un país.

Indicó que esta tarea trae consigo un compromiso con la diversidad social de México, el respeto a la otredad y a las diferentes corrientes de pensamiento, pues permite ser parte de la configuración de un México más justo, más igualitario e incluyente.

Fuente: La Jornada