La delegación de la Cruz Roja Mexicana, de Tuxtepec, Oaxaca cerró sus puertas y suspendió servicios de emergencia debido a que se quedaron sin dinero, y cuentan con recursos necesarios para gasolina o material de curación.

Tras 48 años de servicio, a partir de mañana 10 de febrero dejará de laborar todo su personal en la región del Papalopan debido a la crisis económica por la cual atraviesa en estos momentos la benemérita institución en Oaxaca.

A través de un comunicado hacen un llamado al gobierno Alejandro Murat, al municipio de Tuxtepec, a la iniciativa privada y ciudadanía para rescatar a la delegación.

“El Consejo Directivo de Administración de la Cruz Roja Mexicana, Delegación Local Tuxtepec, Oax., encabezada por la Libby Margarita Ahuja Sánchez informa a ustedes el cierre temporal de actividades operativas de auxilio de ambulancias a la población, que realiza las 24 horas del día los 365 días del año”.

«Con mucha tristeza y preocupación, comunicamos al Gobierno Estatal, municipal, Municipios circunvecinos y a la población en general de Tuxtepec, que se han visto beneficiados a través del servicio que ha prestado esta delegación desde hace 48 años”, se lee en este documento.

En el boletín se informa que la crisis económica que actualmente se vive, provocó que no cuenten con el recurso para poder solventar los gastos operativos como son: gratificaciones a paramédicos, gasolina, luz, teléfono, papelería, mantenimiento de unidades e insumos médicos que se utilizan en los servicios de auxilio.

Una vez que cuenten con los recursos económicos, retomarán una vez más los servicios, por lo que el Consejo Directivo pidió el apoyo de la población, especialmente a las autoridades para continuar operando de manera regular.

Este comunicado, se da a conocer a un día de que la presidenta de este consejo expusiera que hay servicios que se deben de cobrar, ya que necesitan para solventar los insumos que tienen la institución.

Fuente: eje central