Científicos mexicanos publicaron una investigación sobre un tratamiento exitoso para pacientes infectados con COVID-19, pues aseguran que mejora y disminuye la mortalidad de pacientes diagnosticados con el virus SARS-CoV-2.

A través de la revista internacional Journal of Medicina, los mexicanos aseguraron que la administración conjunta en bajas dosis de dos tipos de esteroidesprednisona y prednisolona, así como de ciclosporina A (CsA) ha dado resultados favorables como tratamiento para la mejora y disminución de la mortalidad de pacientes diagnosticados.

Los resultados estiman que la CsA más el tratamiento con esteroides en bajas dosis mejora el desenlace clínico en pacientes con enfermedad moderada a severa de COVID-19 y una disminución de la mortalidad hasta en un 50 por ciento y esta se evaluó a los 28 días”.

“La conclusión del trabajo es que la CsA usada junto con los esteroides, mejora el desenlace de los pacientes con COVID-19 y reduce la mortalidad y que esto es más importante en los pacientes que presentan la enfermedad de moderada a severa. Las propiedades que pensamos que están actuando son principalmente la actividad inmunomoduladora, antiinflamatoria y antiviral”, explicó el doctor en ciencias, con especialidad en biomedicina molecular por el Cinvestav, Sigifredo Pedraza Sánchez.

El estudio titulado “Cyclosporine A plus low-dose steroid treatment in COVID-19 improves clinical outcomes in patients with moderate to severe disease. A pilot study” (La ciclosporina A más el tratamiento con esteroides en dosis bajas en COVID‐19 mejora los resultados clínicos en pacientes con enfermedad de moderada a grave: un estudio piloto) se realizó entre abril y mayo de 2020 y contó con un protocolo aprobado por el Comité de investigación y el Comité de ética en investigación del hospital de Puebla, además del consentimiento informado de los 209 pacientes que participaron en el tratamiento, destaca la nota informativa de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

Dicha investigación se realizó en el Hospital Regional del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de Puebla y estuvo liderada por el doctor José Luis Gálvez, médico internista, y contó con el apoyo de Oscar Palmeros Rojas, doctor en Matemáticas de la Universidad Autónoma Chapingo, y de Sigifredo Pedraza Sánchez, investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y catedrático de la Facultad de Ciencias.

Fuente: proceso