El Gobierno de México buscará cambiar estructuras opresivas por la vía pacífica, como lo hizo Martin Luther King para garantizar los derechos civiles de la población afroamericana en Estados Unidos, destacó el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conmemoración del 109 aniversario luctuoso de Vicente Guerrero, realizado en el exconvento de Cuilápam, Oaxaca.

“Su enseñanza mayor fue que se puede transformar de manera pacífica, con el arma poderosa de la razón y con el principio de la no violencia, esa ha sido y seguirá siendo una característica de nuestro movimiento: el cambiar estructuras opresivas y de lucro haciendo conciencia, persuadiendo, no imponiendo nada sino garantizando el derecho a disentir”.

“No dejemos de recordar lo que decía Martin Luther King, cito: ‘La oscuridad no puede sacarnos de la oscuridad, sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede sacarnos del odio, sólo el amor puede hacerlo’”, expresó el mandatario quien contó con la presencia del hijo del líder estadounidense en este acto, el primero de una serie de conmemoraciones por el Bicentenario de la Independencia de México y 700 años de la fundación de México Tenochtitlan.

El Jefe del Ejecutivo destacó que más allá de recordar estos pasajes históricos, es un oportunidad para que México subraye la importancia de la lucha por la justicia, por la igualdad, por la libertad, por la democracia y por la defensa de la soberanía.

En su intervención Luther King III reconoció el que México haya tenido un presidente de ascendencia afroamericana, como lo fue Vicente Guerrero, quien al sufrir discriminación fue un luchador por la igualdad.

Además, reconoció que en la época actual de pandemia de Coronavirus, el Presidente Andrés Manuel López Obrador esté “trabajando para que todos los líderes se unan sin importar la raza o las fronteras, sin importar la religión”.

Vicente Guerrero, de ascendencia afroamericana, fue el segundo presidente de México. Tras la época del Imperio, apoyó la república federalista. Fue ejecutado un día como hoy pero de 1831.

Como parte del acto, se montó una guardia de honor en el monumento a Guerrero, y al concluir el mismo, las autoridades hicieron un recorrido por el lugar donde fue ejecutado el expresidente.

Fuente: 24 horas