El presidente Andrés Manuel López Obrador supervisó la construcción del Hospital General de Sonora. Informó que hasta este día la obra registra un avance de 85 por ciento, por lo que se espera terminarlo en junio e inaugurarlo en julio de este año.

En Hermosillo, Sonora, el jefe del Ejecutivo indicó que la federación ha aportado una inversión cercana a 800 millones de pesos y destinará 800 millones de pesos adicionales para equiparlo.

“Es una inversión. No es un gasto”, dijo el mandatario y precisó que el gobierno del estado también contribuye a este esfuerzo.

De acuerdo con información del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y de la Secretaría de Salud, el Hospital General de Sonora contará con 170 camas en beneficio de 784 mil 342 habitantes.

Brindará atención de anestesiología, cardiología, cirugía cardiotorácica y
vascular, cirugía general, cirugía oncológica, cirugía reconstructiva, endocrinología, reumatología, hematología, hospitalización, cirugía, medicina interna, ortopedia, trasplantes y quemados, servicios auxiliares y diagnóstico auxiliares de tratamiento.

El mandatario resaltó que en dos años y tres meses del Gobierno de la Cuarta Transformación se han concluido 82 hospitales en la República.

“Estamos avanzando para tener la infraestructura necesaria. Tener las unidades médicas rurales para la atención del primer nivel, todo lo que tiene que ver con la medicina preventiva, que es fundamental; centros de salud en los pueblos, hospitales de segundo nivel, hospitales de tercer nivel como este de especialidades, hospitales escuela, tener completa toda la infraestructura”, subrayó.

Durante la administración no se han iniciado obras nuevas en el sector salud porque los esfuerzos se concentran en terminar las que los gobiernos anteriores heredaron inconclusas; el propósito es tener una buena infraestructura de salud al término del sexenio, aseveró el presidente.

Afirmó que aun en el contexto de la pandemia de COVID-19 se trabaja en el cumplimiento de los compromisos relacionados con el abasto de medicamentos, la suficiencia de personal médico y la regularización de su situación laboral.

Acompañaron al presidente, la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano; el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela; el director general del Insabi, Juan Antonio Ferrer Aguilar; la presidenta municipal de Hermosillo, Celida Teresa López Cárdenas y el director general del Hospital General de Sonora, Marcos José Serrato Félix.