Leopoldo Flores fue un gran pintor y se consagró como un promotor del arte vanguardista, sostuvo el académico de la Escuela de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jesús Isaías Téllez Rojas. 

Al dictar la conferencia en línea “Leopoldo Flores y su relación con Europa”, afirmó que el pintor se alejó de los muralistas tradicionales que tomaron como referencia hechos del pasado como la Conquista o la Independencia. “Miró hacia el futuro en la paleta de colores, el trazo y el concepto”. 

A través de las redes sociales del Museo Universitario “Leopoldo Flores”, expresó que esta visión la tuvo luego de haber estudiado en la década de los sesenta en Europa. “Su paso por el viejo continente se debió a una disposición gubernamental en la cual se impulsó un modelo cultural internacional”. 

A su regreso a México, abundó, formó parte de proyectos como la Casa de Cultura de Toluca. Del mismo modo, dijo, se consagró su obra, al poder realizar piezas en diversos edificios públicos en las décadas de los setenta y ochenta. 

Manifestó que con base en los cambios sociales que ocurrían en ese momento en varios países, Leopoldo Flores retrató un mundo distinto y vanguardista. “Su relación con Europa data de 1965, cuando realizó una exposición con el Instituto Francés para América Latina”. 

En ese momento no todo mundo viajaba a Europa y Leopoldo Flores fue testigo de una gran cantidad de movimientos sociales. Tuvo relación con diversos artistas europeos, con quienes realizó colaboraciones, entre las que se encuentran ilustraciones en libros, revistas y obras al aire libre, entre otras, concluyó Jesús Isaías Téllez Rojas.