El diputado Ignacio Mier Velazco, presidente de la Junta de Coordinación Política, manifestó que a partir del pleno disfrute de la dignidad y goce de la libertad, se puede garantizar la justicia y equilibrar lo que dice la ley con la realidad. 

“El libre desarrollo de la personalidad necesariamente transita por el reconocimiento y la conciencia de valores que son superiores para los seres humanos. La justicia, la libertad y la interpretación a partir de esos dos valores de la realidad”, expresó en un comunicado. 

En el marco de la presentación del libro “El maravilloso mundo de los Derechos Humanos”, de José Omar Sánchez Molina, el también coordinador de la bancada de Morena señaló que esta obra no solamente está dedicada a niños y adolescentes, sino a adultos que por su contexto o realidad no han tenido esa oportunidad para aprender a gozar, disfrutar, interpretar, y conocer sus derechos humanos. 

Reconoció la labor de Omar Sánchez no sólo por su personalidad como profesionista, sino como “un humanista que tiene una profunda pedagogía y una gran técnica didáctica para poder acompañar a su pensamiento y con las ilustraciones”. 

“He descubierto no solamente a un experto en derechos humanos, encontré a un gran pedagogo y a una persona con una técnica didáctica que vale la pena seguir de cerca”, mencionó el legislador.

Por ello, “este fantástico libro debe de servir, y servirá de mucho para reconocer valores que están intrínsecos en los derechos humanos”.

Mier Velazco resaltó la labor de los integrantes del Comité Editorial de la Cámara de Diputados, quienes impulsaron la edición de este libro, “no solo por la riqueza que representa hablar de derechos humanos, sino de quien lo escribe”. 

La diputada Dolores Padierna Luna, vicepresidenta de la Mesa Directiva, expuso que este material, además de ser un libro también es un cuaderno de trabajo, porque contiene ejercicios donde se pueden ir practicando los conceptos.

También, posee un lenguaje sencillo, útil y práctico que ayudará no solamente a la niñez, sino a quienes la tienen cerca. 

“Es la gran oportunidad de formar una nueva sociedad donde la niñez se desarrolle en igualdad, que es uno de los principios y derechos que aquí se plasman y entonces más temprano que tarde la igualdad pueda ser natural, normal y un tema cotidiano, no extraordinario como lo es ahora, y que tengamos que legislar, por ejemplo, sobre paridad o sobre igualdad”.

 En su intervención, José Omar Sánchez Molina destacó que una de sus motivaciones para escribir el libro “El maravilloso mundo de los derechos humanos”, fue armonizar conceptos sobre derechos humanos y acercarlos de manera más sencilla a los niños, niñas y adolescentes. 

Refirió que tras 17 años de ejercer como profesor en la Facultad de Derecho se cuestionó si sería capaz de transmitir las ideas con esa experiencia a un público como el infantil, reto que, dijo, lo motivó.

Lo más complicado de la edición fue ilustrar, pues se abordan muchos conceptos abstractos o técnicos como la dignidad o la justicia, “tenemos como ideas muy concretas de eso, pero a veces es difícil poderlo explicar”. 

Con este contexto agradeció el equilibrio a la ilustradora del libro, Isabel Aguirre.

Sánchez Molina añadió que fue difícil llevar los conceptos técnicos a un nivel muy básico, pero tenía la responsabilidad personal de llevar conceptos mucho más intensos, profundos a una audiencia que lo requiere, “no tanto que me los estén pidiendo, sino porque como sociedad estamos obligados a que las niñas y niños sean los primeros actores de los derechos humanos”.