La Fiscalía General de Justicia del Estado de México informó la detención de 25 personas sospechosas de haber participado en la masacre de policías del pasado 18 de marzo en el municipio de Coatepec de Harinas.

Las detenciones se consiguieron por medio de un operativo rastrillo en cinco municipios de la región donde ocurrió el ataque que cobró la vida de ocho elementos de la Secretaría de Seguridad estatal y cinco de la Fiscalía mexiquense.

Estas personas están presuntamente relacionadas con el grupo delictivo de la Familia Michoacana y los señalados por la autoría intelectual del ataque que ha sido calificado como una afrenta al Estado mexicano.

Entre los detenidos no se encuentran Alberto Romero Pérez, “Macrina”; Silverio Martínez Hernández, “Fierros”; y Gilberto Misael Ortiz Trujillo, “Barbas”, por quienes fue ofrecida una recompensa de 500 mil pesos por ser los sospechosos principales de la emboscada.

Otras ocho personas fueron presentadas ante la Fiscalía, pero en calidad de testigos para que rindan su declaración sobre los hechos señalados.

El operativo rastrillo fue ejecutado en los municipios de Coatepec Harinas, Almoloya de Alquisiras, Zacualpan, Ixtapan de la Sal y Tonatico.

Además, los detenidos están presuntamente involucrados en la generación de violencia en la región, así como la venta de droga y otros ilícitos.

Las autoridades del Estado de México encabezan las investigaciones del caso, aunque reciben apoyo federal de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional.

Fuente: reporte índigo