La Comisión Nacional del Agua (Conagua) detectó en la noche de ayer una fuga de combustible de presuntas instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), misma que afecta a la Planta de Bombeo El Caracol y a una lumbrera del Túnel Emisor Oriente (TEO), en el municipio de Ecatepec, Estado de México.

Se detalló que de manera inmediata se dio aviso a la Coordinación Nacional de Protección Civil, así como a los gobiernos de la Ciudad de México, del Estado de México y de los municipios aledaños, lo que derivó en un operativo para el control del incidente así como determinar los niveles de explosividad.

Junto con personal de Pemex, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de Protección Civil (federal y del Estado de México), la Conagua realizó recorridos de supervisión para identificar el origen de la fuga de hidrocarburo en proceso de definición y para iniciar los trabajos de control de la misma.

Para evitar otro incidentes la Conagua cerró las compuertas de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco, así como también las de la lumbrera número 0 del Túnel Emisor Oriente, dejando de enviar agua a la planta El Caracol.

Autoridades detallaron que el agua contaminada con combustible está siendo derivada a la presa Endhó, en la cual Petróleos Mexicanos trabajará posteriormente para recuperar el hidrocarburo.

Se informó en un comunicado que la Conagua llevará a cabo acciones de monitoreo de calidad del agua para determinar posibles afectaciones a fuentes de agua destinadas a la agricultura.

La planta de Atotonilco permanecerá cerrada en tanto se logra el control de la fuga y se evalúa el impacto provocado por la misma.

No se prevén daños a manantiales debido a que no se ubican en las zonas afectadas.

Fuente: 24 horas