Al afirmar que “poco a poco vamos construyendo una nueva normalidad”, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que apenas se concluya de aplicar la vacuna antiCovid a los adultos mayores se iniciará con los trabajadores del sector educativo, a fin de volver a las aulas, “de ser posible”, antes de concluir el ciclo escolar actual.

Durante su informe de los primeros 100 días del tercer año de gobierno, mencionó que en estos últimos tiempos han bajado los contagios, las hospitalizaciones, y lo más importante, los fallecimientos.

Precisamente ahora, añadió, estamos contando con más dosis de vacunas para proteger lo más pronto posible a toda la población.

Ya comenzamos con los más expuestos a contraer el virus y con los más vulnerables, indicó.

El plan de vacunación comenzó con el personal de salud de hospitales Covid-19 y ahora se atiende a adultos mayores de 60 años de todo el país.

Contamos, informó, hasta el día de hoy, con 12 millones 334 mil 445 dosis y hemos aplicado hasta hoy también 7 millones 401 mil 513.

“Reiteró el compromiso de terminar de vacunar a todos los adultos mayores – al menos con una dosis- en este mes próximo, en el mes de abril. De esta manera, según los especialistas, se podría reducir la mortalidad postcovid en 80 por ciento, además, inmediatamente después de concluir con la población adulta vamos a vacunar a los trabajadores de la educación, tanto del sector público como del privado, para reiniciar clases presenciales, de ser posible, antes de terminar el ciclo escolar”.

Ante integrantes del gabinete, subrayó que el país tiene contratos para recibir vacunas suficientes y proteger “pronto, muy pronto, a toda la población”.

Además, dos vacunas se están envasando en México -CanSino y AstraZeneca – ya se empezaron a producir millones, por semana, de estas dos vacunas, precisó.

Agradeció a todas las empresas farmacéuticas y centros de investigación por su actuación responsable.

“Ya hablé de dos vacunas y agrego Sinovac, el Centro Gamaleya, que desarrolló la Spuntik V, y Pfizer, compañía que se ha comportado a la altura de las circunstancias”, dijo.

Asimismo, expresó a nombre del pueblo de México nuestra gratitud a los gobiernos de Argentina, Rusia, India, China y Estados Unidos.

“En este asunto tan profundamente humano no hay cabida para el egoismo o las disputas hegemónicas. Por encima de todo debe prevalecer siempre la fraternidad universal”.

El informe del Presidente fue emitido en el Fondo Histórico ‘Antonio Ortiz Mena’ (ex-capilla de la Emperatriz), en Palacio Nacional.

Rechaza AMLO acusaciones de estar militarizando el país

Las acusaciones de “que estamos militarizando al país carecen de toda lógica, y en su mayoría de la más elemental buena fe; no se ha ordenado a las fuerzas armadas que hagan la guerra a nadie, o que se involucren en acciones represivas o violatorias de los derechos humanos, por el contrario en esta nueva etapa, la generosa y decisiva participación de nuestros soldados y marinos en acciones de desarrollo bienestar y paz, es refrendo de su lealtad a las instituciones civiles”, expuso esta tarde, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al dar lectura a su informe trimestral a la nación, en la Capilla de la Emperatriz (Fondo Antonio Ortiz Mena) de Palacio Nacional, el mandatario ponderó que la participación de las Fuerzas Armadas, además “contribuye dejar atrás la distancia, la desconfianza entre civiles y militares, que se generó por las decisiones erróneas y perversas de los anteriores gobernantes, por eso reitero mi reconocimiento a esas dos importantes instituciones del Estado mexicano la Secretaría de Marina y la Secretaría de Defensa Nacional.”

Reconoció al almirante José Rafael Ojeda Durán, titular de Marina, y al general Luis Cresencio Sandoval González, de la Defensa.

Al abordar los efectos de las políticas de su administración, en materia de seguridad y protección de los derechos humanos, adujo que se disminuyó el robo de combustibles, los homicidios, el robo de vehículos, el secuestro, y así en casi todos los delitos del fuero común y del fuero federal.

“Conseguir la paz se ha llevado a cabo sin violaciones a los derechos humanos, sin el involucramiento de las fuerzas federales, sin masacres, sin cometer tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales; sin criminalizar a sectores enteros de la población como ocurría antes”, dijo.

Abundó en la labor de las Fuerzas Armadas, para conseguir los logros descritos, “sin la lealtad de las secretarías de Defensa y de Marina, y sin su entrega al pueblo no tendríamos los mismos resultados en seguridad, desarrollo y bienestar. Con las fuerzas armadas ayudamos a la población afectada por huracanes, inundaciones, temblores incendios y otros siniestros, y con ellas contenemos a la delincuencia organizada e impulsamos la reconstrucción de la seguridad y de la paz en las regiones del país más afectadas por la violencia delictiva.”

Las fuerzas regulares también, dijo, evitan el robo de hidrocarburos, enfrentan el contrabando, persiguen la corrupción en los puertos, defienden la soberanía; se protege a migrantes, y por si fuera poco las fuerzas armadas nos ayudan en la construcción de obras de infraestructura para el desarrollo del país. Recordemos que, sin los ingenieros militares y marinos, no estaríamos en este proceso de construcción de obras y servicios, de acciones tan relevantes como el dragado o desazolve de ríos, la limpieza de playas, las sucursales del banco de bienestar, los cuarteles de la Guardia Nacional, los viveros para las plantas del programa sembrando vida y el manejo de la logística y la distribución de las vacunas contra el Covid-19.

“Sin su ayuda no habríamos podido realizar la tarea de reconstrucción o terminación de hospitales que el régimen neoliberal dejó abandonados o a medio construir. El apoyo del personal de salud de la defensa y de Marina han sido fundamental fundamentales para hacer frente a la pandemia, pero también para emprender la construcción del tren maya, el nuevo aeropuerto de Tulum, el aeropuerto Felipe Ángeles. Nuestros institutos castrenses han participado en la transformación de la antigua prisión de la Sierra Marías en centro cultural ecológico y turístico: en fin, el apoyo de la Fuerzas Armadas en la transformación de México ha sido repito fundamental y estratégico sin duda no habríamos podido enfrentar a la delincuencia y garantizar la seguridad de los ciudadanos.”

También, en su alocución de 40 minutos, el presidente anunció el reparto gratuito de 25 títulos de obras de destacados historiadores y escritores mexicanos, con un tiraje total de 2 millones 100 mil ejemplares. Dio lectura a la lista de las obras, entre ellas, El Laberinto de la Soledad, de Octavio Paz; Las Crónicas de Amor de Historia y de Guerra de Guillermo Prieto; Balún Canán, de Rosario Castellanos; Canek, de Emilio Abreu Gómez; Paseo de la Reforma, de Elena Poniatowska; Los de Abajo, de Mariano Azuela; La Sombra del Caudillo, de Martín Luis Guzmán; Río Subterráneo, de Inés Arredondo, entre otros.

En su informe, AMLO defiende reforma a Ley de la Industria Eléctrica

En el informe por los primeros 100 días del tercer año de gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la reciente reforma de la Industria Eléctrica aprobada por el Congreso de la Unión porque permitirá reparar el grave daño que causó la privatización al sector público y a la economía popular.

Al ratificar la defensa de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) indicó que mientras el mercado de esas industrias se abrió para dar beneficios a empresas particulares, nacionales y extranjeras, sobre todo con la entrega de subsidios, las plantas de la CFE fueron completamente abandonadas.

Por ese motivo, añadió, se continuará fortaleciendo a la CFE “empresa pública que no puede ser ninguneada como se hicieron los casos neoliberales dándole trato de segunda mientras se otorgaban privilegios a empresas extranjeras como Iberdrola”.

Seguiremos revisando contratos leoninos porque no es justo, anotó el Presidente, que los consumidores domésticos paguen la luz con tarifas más elevadas que las corporaciones empresariales o las grandes cadenas comerciales.

Igualmente reiteró lo dicho el pasado 18 de marzo, en la ceremonia por el aniversario de la Expropiación Petrolera, al sostener que no se entregarán nuevas concesiones para la explotación del petróleo, y el objetivo es dejar de importar combustibles, a la vez que toda la materia prima será procesada en el país.

La meta es que en el sexenio no se extraigan más de 2 millones de barrilles diarios, para cuidar los recursos y el medio ambiente, al tiempo que la Secretaría de Hacienda continuará reduciendo impuestos a Pemex.

“Se terminará de limpiar de corrupción a nuestra empresa petrolera. No permitiremos nunca más casos como los de Odebrecht o el de la compra a precios inflados de las plantas de fertilizantes, ni la entrega de moches o sobornos a funcionarios y legisladores”, advirtió.

Al inicio de su informe, y frente a los integrantes del gabinete, el mandatario subrayó:

“Aun con la pandemia y otras calamidades México se transforma con justicia y paz social. La fórmula de gobernar con honradez y austeridad funciona incluso en situaciones de crisis y a pesar de la nefasta herencia del periodo neoliberal”.

Dijo que con la política de cero corrupción hemos podido hacer más con menos y sin derroche “hemos podido ahorrar cientos de millones de pesos”.

Resaltó que se mantienen finanzas sanas, “no hemos adquirido deuda adicional, no hemos aumentado impuestos ni se han incrementado , por encima de la inflación, los precios de la energía, gasolinas y electricidad”. Nuestra moneda no se ha devaluado y la inflación se mantiene controlada, añadió.

Los ahorros por no permitir la corrupción y hacer un gobierno superfluo nos han permitido financiar el programa de bienestar más importante de la historia de México, destacó.

El mensaje fue emitido en el Fondo histórico ‘Antonio Ortiz Mena’, Ex-Capilla de la Emperatriz, de Palacio Nacional.

Fuente: La Jornada