La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) envío este martes al Congreso capitalino una iniciativa de Ley de Protección y Bienestar Animal de la Ciudad de México con la que buscará prohibir las peleas de perros, gallos y otros animales, así como los malos tratos a éstos.

Marina Boy, titular de la PAOT explicó que el maltrato animal es lo que más se ha denunciado ante la procuraduría desde 2019, ya que 49.6 por ciento de las denuncias corresponden a este rubro.

Por ello, dijo, impulsan esta ley cuyo objetivo es que se materialice el reconocimiento a los animales como seres sintientes, para lo cual establece prohibiciones y disposiciones de trato digno y respetuoso hacia ellos.

Ampliamos el alcance que tenía la ley, bueno, que tiene hoy por hoy la ley vigente, estamos buscando ampliar su alcance, estamos incluyendo nuevas prohibiciones, estamos abordando también el tema del manejo de los animales y además hacemos toda una reestructura del cuerpo legal para, a los temas más importantes darles prioridad dentro de la estructura; es decir, temas que antes estaban dispersos a lo largo de toda la ley, hoy les corresponde un capítulo específico; el tema de crianza, que había disposiciones a lo largo de todo el texto de este instrumento, hoy por hoy tiene un capítulo específico, y así con varios temas que, pues son fundamentales para el tema de bienestar animal en la Ciudad de México”, explicó.

La iniciativa prohíbe peleas de perros, gallos y de cualquier otro animal, sin importar su especie; amarrar, encadenar o enjaular a un animal de compañía; promueve la adopción o acogimiento responsable; la crianza e instalaciones para el resguardo temporal o permanente de los animales, y la reglamentación de animales utilizados para la investigación científica y enseñanza superior.

Además, establece la suspensión temporal de las actividades de establecimientos, instalaciones, prestación de servicios o lugares donde se tengan, utilicen, exhiban o vendan animales.

Dentro de las sanciones estarán el decomiso de ejemplares, clausura temporal, parcial o total, pago de gastos derivados de ejemplares decomisados y revocación de permisos o autorizaciones.

Boy añadió que también están trabajando en un protocolo de actuación conjunta entre la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y la PAOT relacionado con la prevención y atención de la violencia familiar vinculada al maltrato animal.

Argumentó que existen evidencias que el 71 por ciento de las víctimas de violencia familiar reportan que sus agresores también han amenazado, lesionado o matado a sus animales de compañía.

“Estamos hablando de maltrato directo contra los animales ¿no?, que son lesiones directas, golpes directos contra los animales, este podría ser una señal de alerta hacia la violencia familiar, y en este sentido estamos trabajando con la Fiscalía para desarrollar precisamente este tipo de elementos que nos permitan, como PAOT, identificar este tipo de casos”, indicó.

Fuente: Milenio