La recuperación de empleos en el país ha sido sostenida; sin embargo, es necesario que retorne al nivel reportado en febrero de 2020, antes del inicio de la pandemia de COVID-19, indicaron investigadores de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México. 

Los integrantes del Centro de Investigación en Ciencias Económicas de la UAEM, Pablo Mejía Reyes y Annel Hurtado Jaramillo refirieron que según los datos publicados por el Instituto Mexicano del Seguro Social, el empleo formal inició una recuperación sostenida que se mantuvo hasta diciembre de 2020, con un crecimiento acumulado de 1.6 por ciento. 

Las entidades del país presentan diferentes escenarios, por ejemplo, Hidalgo y Tamaulipas son los estados más afectados que han mantenido una recesión entre enero y diciembre; mientras que otros estados de la República han tenido recuperaciones en diferentes niveles, a partir del mes de junio del año pasado.  

Los estados que registraron un ligero crecimiento son Aguascalientes, Baja California, Ciudad de México, Campeche, Chiapas, Colima, Guerrero, Michoacán, Morelos, Puebla, Quintana Roo, Tlaxcala y Zacatecas. 

En tanto, entidades como Baja California Sur, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Veracruz y Yucatán han mostrado un ligero crecimiento pero sostenido, aunque aún es prematuro afirmar que la recesión ha sido superada.