El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió esta tarde-noche con funcionarios federales y gobernadores para hacer una evaluación de la estrategia migratoria, en particular de la atención a niños que emprenden solos – sin la compañía de un familiar adulto- el periplo hacia el norte.

En Palacio Nacional se dieron cita los mandatarios de Chiapas y Tabasco, además de integrantes del gabinete relacionados con los temas de migración y atención a la infancia.

Desde la semana pasada el mandatario y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, advirtieron que se trataba de un problema grave, un foco rojo al que habría que dar seguimiento porque en el periodo enero-febrero pasado se registraron repuntes sin precedente en el flujo de personas, especialmente de menores de edad que llegan a México con la meta puesta en su ingreso a Estados Unidos.

Estados Unidos reportó la detención de 172 mil 331 extranjeros en marzo, de los cuales 18 mil 890 son menores de 18 años, mientras que el Instituto Nacional de Migración precisó que registró en ese mes a 17 mil 445 personas en presunta situación irregular; de ellos, 3 mil 139 son niños y adolescentes.

El gobierno mexicano considera que es necesario atacar las causas de la migración y apoyar con proyectos productivos a los principales expulsores de la región: Guatemala, El Salvador y Honduras, naciones que integran el llamado Triángulo del Norte de Centroamérica.

Fuente: la jornada