Estados Unidos enviará a otros países hasta 60 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca, reveló un alto funcionario este lunes, tras críticas a la administración de Joe Biden de que estaba acumulando vacunas mientras otros países sufren por la escasez.

“Estados Unidos liberará 60 millones de dosis de AstraZeneca a otros países a medida que estén disponibles”, tuiteó Andy Slavitt, asesor principal de la Casa Blanca sobre la pandemia.

No se reveló de inmediato cuántas dosis están listas para enviarse, o a qué países irán, y Slavitt agregó que “en este momento todavía hay muy pocas disponibles”.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, informó este lunes en una rueda de prensa la decisión de Estados Unidos de compartir esta vacuna que no está utilizado en el país porque no ha sido aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), y explicó que será este organismo el que determine que las dosis don seguras para su envío al exterior.

“Nuestro equipo compartirá más detalles sobre nuestra planificación y quién recibirá ofertas desde aquí, pero estamos en el proceso de planificación en este momento”, señaló.

El gobierno de Biden ha estado bajo presión para levantar las restricciones a la exportación de vacunas a medida que países como India experimentan aumentos masivos de las infecciones, mientras que el suministro estadounidense parece cada vez más asegurado y la demanda interna empieza a disminuir.

El mes pasado la Casa Blanca dijo que el gobierno se aprestaba a enviar unos 4 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca a sus vecinos : 2.5 millones para México y 1.5 millones para Canadá.

En Estados Unidos, donde la tasa de nuevos contagios de COVID-19 está disminuyendo una vez más, casi 140 millones de personas han recibido hasta ahora una dosis de la vacuna anticovid, lo cual equivale al 42% de la población total, o 53% de la población adulta.

Tres vacunas anticovid tienen luz verde de la FDA: las de Pfizer y Moderna, y la de Johnson & Johnson, cuya aplicación se reanudó la semana pasada tras una breve pausa por unos raros casos de trombosis.

Fuente: AFP y EFE